Haz ejercicios de relajación

Al finalizar la rutina, lo más conveniente es realizar ejercicios de relajación. La mayoría de ellos consisten en oxigenar el cuerpo y disminuir la velocidad del flujo sanguíneo, de modo que involucran a la respiración y permitirán que te sientas mejor una vez que hayas finalizado la sesión, que puede variar entre cinco y diez minutos.

Come proteínas

La alimentación es otro factor fundamental para recuperarte satisfactoriamente. Cuando entrenamos, los niveles de glucógeno de nuestro cuerpo disminuyen considerablemente, así que debemos recuperarlos lo más pronto posible, porque si no el organismo comenzará a consumir energía de nuestros músculos, y eso no nos conviene. Se recomienda comer al menos dentro de los veinte minutos siguientes una vez finalizado el ejercicio, con alimentos ricos en proteínas sanas y carbohidratos.

Toma una ducha de dos temperaturas

En algunos casos, la recuperación se produce con solo tomar una ducha, que permite regular la temperatura y mejorar el estado de nuestro cuerpo de forma inmediata. De allí que sea ideal tomar una ducha de dos temperaturas, para aliviar cualquier dolencia muscular  y aprovechar las ventajas del frío y del calor como mecanismos terapéuticos. Se recomienda tomar una ducha fría y luego una caliente, o viceversa, y repetir el proceso si es necesario.

Realiza siestas

El descanso es otro de los aliados para la recuperación física. De modo que se recomienda realizar siestas luego de ejercitarnos, a fin de reponer energías e incorporarnos a nuestras actividades de manera eficaz. Si no podemos dormir luego de finalizar la rutina, nuestro sueño nocturno debe ser de un mínimo de ocho horas, para garantizar una recuperación adecuada.

Recibe un masaje

Esta iniciativa es muy conocida entre los atletas de alto rendimiento. Todos sabemos la gran utilidad de los masajes para aliviar cualquier dolencia y alcanzar la relajación. Por tanto, si está dentro de tus posibilidades, procura recibir al menos un masaje durante la semana, a fin de preparar tu organismo para la jornada siguiente. Con estos consejos, tu recuperación será muy eficaz y al mismo tiempo tendrás un rendimiento mucho más alto, donde sin duda conseguirás los resultados esperados.