En el caso de escoger premios en forma de comida o golosina, es buena idea optar por aquellas chuches para peludines que nos ofrecen un extra, como por ejemplo las que ayudan a limpiar la dentadura o contribuyen al frescor de la boca. Si tu perro tiene problemas de sobrepeso intenta buscar aquellas que son bajas en grasa. Sí, hay chuches light para mascotas.

No te excedas con la cantidad

Darme demasiados premios a un perro durante los ejercicios de educación no es bueno. No se trata de estar dándole cada poco rato una chuche por cada cosa que haga, pues portarse bien es su obligación, lo que se recompensa es lo que aprende. Con esta actitud las chuches acabarán siendo algo habitual perderán su poder de recompensa, además de que podemos causar problemas de sobrepeso al animal.

Durante el entrenamiento inicial se suelen dar más premios, ya que se debe de recompensar al perro cada vez que haga algo bien en el entrenamiento. Pero una vez que ya ha aprendido algo, se espacian las recompensas cuándo realiza esta acción, para que no pierdan efectividad.

En los envases suele figurar la cantidad máxima diaria recomendada. De todos modos, se pueden intercalar con otros premios como pedacitos de salchicha, que también suelen gustarles muchos.

No excites al animal

Cuándo le ofrezcas la recompensa al perro puedes felicitarlo con unas caricias y unas palabras de cariño. Pero cuidado con excederte. Si te muestras muy efusivo, subes el tono de voz y comienzas a realizar aspavientos, conseguirás que el animal entre en un estado de euforia y de excitación que es totalmente negativo para su aprendizaje.

Muchas personas confunden una felicitación, que debe de ser tranquila y en un estado de ánimo relajado, con hacerle al animal fiestas del tipo de las que se les hacen a los niños pequeños, lo cual es totalmente negativo para ellos.

No importa lo gracioso que nos parezca que el perro salte o camine sobre las patas traseras cuándo le celebramos algo bueno, al final nos daremos cuenta de que hemos cambiado su estado de ánimo y que será complicado volver a relajarlo para continuar con los ejercicios de educación.