• 1) Mejora tu formación. Si tienes bastantes meses de paro por delante y posibilidades económicas puedes estudiar un Master que sepas que tiene salida. Opta por algún Master que o bien tenga mucha salida o bien todavía no lo tenga demasiada gente para poder ser de los primeros que acuden a una empresa con esa titulación en el bolsillo. Muchas universidades ofrecen Masters online, lo que te permitirá estudiar sin tener que irte a otra ciudad y a un precio mucho más barato. Puedes optar por la modalidad online pura, en la que no tienes que hacer exámenes presenciales o por alguna modalidad mixta, ya sea con exámenes o acudiendo a clases una vez a la semana.
  • 2) Ábrete a nuevas posibilidades. Quizás eres bueno en lo que haces, pero no se trata de un trabajo con muchas salidas en este momento. No te cierres en banda y recíclate profesionalmente. Aprovecha el tiempo de paro para recibir una buena formación pero no te conformes con lo que puede ofrecerte el INEM, recurre también a otros cursos que te puedan ayudar. Incluso puede ser la oportunidad de comenzar a estudiar algo nuevo que tenías ganas de toda la vida pero que no habías tenido la posibilidad.
  • 3) Emprende. Emprender no es lo más fácil y debes de tener muy claro qué tipo de negocio es el que quieres llevar a cabo y también las posibilidades que tiene de éxito. No te lances al vacío, pero haz un estudio de mercado, déjate asesorar y si lo ves claro, da el salto a ser tu propio jefe. Es importante que no hagas lo típico que todo el mundo hace. Por ejemplo, montar un bar donde ya hay decenas de ellos sin tener conocimientos de hostelería es garantía de desastre. Trata de levantar un negocio en un sector que realmente controles. Una alternativa es buscar un socio que entienda del negocio y entrar como socio capitalista. En este caso siempre es preferible realizar algún trabajo dentro de la empresa porque no solo permite controlar mejor lo que se gana, también facilita un reparto más justo de ganancias.
  • 4) No te cierres a cambiar de residencia. Si tu sueldo es el sustento familiar quizás tengáis que plantearos cambiar de residencia. Hay ciertas profesiones que quizás no tienen una gran salida en una zona determinada pero que cambiándose a una ciudad más grande o a otra parte del país sí la tienen. Incluso no te debes de cerrar a cambiar de país si eso puede favorecerte legalmente. Todo es mejor que acabar descolgado del terreno laboral y acabar siendo un parado de larga duración al que cada año que cumple le perjudica.