Antes de comenzar con la artesanía colocar todas las cucharitas sobre una mesa y separarlas por color. A partir de aquí se puede experimentar qué nos gusta más en cuanto a combinación probando diferentes formas, colores, etc.

Aquí va una idea para realizar un original espejo de pared.

En primer lugar hay que buscar un marco de madera que puede ser redondo, ovalado, cuadrado o rectangular como más te guste o a lo mejor es un marco que ya tienes en tu casa y lo quieres aprovechar.

Con un cutter o con tijera se cortan las cucharas separando la cabeza del cabito que es la parte donde se toma la cuchara para usarla. Esa cabeza de la cuchara se va pegando alrededor del marco por el lugar donde se cortó usando pegamento que puede ser el de la pistolita que trabaja con silicona o cualquier otro pegamento del tipo líquido. Al terminar la primera vuelta, se comienza a pegar la segunda que van a ir en el medio de las anteriores ocupando los lugares vacíos.

La cantidad de vueltas que quieras poner va a gusto siempre colocándolas entre medio ocupando los lugares vacíos. Una vez terminadas las vueltas se pega el espejo dentro del marco y ya está terminado. En caso de tener cucharas solamente blancas se pueden pintar dándole un toque personal o en caso de ser de colores, como ya dijimos antes, se pueden combinar los colores libremente.

Con los cabos que quedaron separados se puede hacer otra artesanía y así aprovechar toda la cuchara. Se pueden colocar en un tergopol presionando para que penetre y al colocar en forma horizontal dicho tergopol los cabos de la cuchara quedarán parados. Esto puede servir para colocar carreteles de hilo y tenerlos organizados en el costurero o bien si se colocan en un tergopol más grande y son muchos los cabos de cuchara que se pueden colocar, se vuelve un juego didáctico para niños de nivel inicial que pueden pasar una soga fina entre los parantes y ejercitar su motricidad fina.

De esta manera se pueden utilizar las cucharas plásticas y, como su forma permite hacer diseños, esto puede estimular nuestra imaginación y obtener resultados muy creativos, sólo hay que sentarse a jugar con los colores y las formas.