Por eso es necesario ver la forma de reutilizarlas o transformarlas en otra cosa. Hay varias técnicas para reutilizarlas transformándolas en artículos necesarios.

En este método se va transformando la bolsa en planchuelas de plástico que se pueden usar para hacer otras bolsas o delantales de cocinas, decoraciones, agarraderas, etc.

Los materiales que se necesitan son:

  • Varias bolsas.
  • Una plancha.
  • Tijeras.
  • Papel encerado para hornear (se utilizará para cubrir la superficie que se plancha).

Se cortan las bolsas de modo que queden como rectángulos (sacando manijas y rebordes), tendremos de esta manera varias hojas.

Se aplanan lo más posible evitando que queden burbujas de aire entre medio. La cantidad de hojas a usar son entre 6 y 8. Para proceder a plancharse es necesario colocar entre 2 hojas de papel las hojas plásticas.

Se va planchando, temperatura intermedia, de modo que se calienten para que se fundan unas con otras. La plancha no debe detenerse en ningún punto sino que debe circular de manera constante para que todo quede parejo. El tamaño que se obtiene es el de las bolsas cortadas o para tener un tamaño mayor se van colocando las hojas de bolsas de modo de superponer solamente una parte y no toda la superficie así se va agrandando el tamaño.

Una vez que se tiene esa nueva hoja de plástico es hora de agarrar la máquina de coser y hacer artículos con gran imaginación: puede ser una bolsa más grande, el cobertor de un almohadón, agarraderas de cocina, un delantal de cocina, una capa de lluvia y todo aquello que se nos ocurra.

Flores de adorno para el pelo hechas de bolsas de plástico, una de las ideas que puedes probar

Otro modo de reciclar las bolsas

Otra forma de reciclar bolsas es cortarlas en tiras de 1 cm aproximadamente y luego usarlas para tejer crochet como si fuera un hilo para ese fin. En este caso se necesitan las bolsas, tijera y el ganchillo de crochet. La imaginación es el único límite.

En algunos supermercados tienen un lugar donde se pueden llevar las bolsas usadas y permitir que vuelvan a usarse.