El reciclaje profesional se basa en una formación complementaria de los profesionales y técnicos, para ampliar sus conocimientos, con el fin de superar a su competencia, pero también para ofrecer un mejor servicio o crear nuevos métodos para lograr una meta.  

Es aprender a hacer otras cosas que perfeccionen su labor, que la impulse, que demuestren que tiene otras aptitudes y que es capaz de muchos más. En resumen, el reciclaje profesional es reorientar su carrera mediante la formación, el estudio o un nuevo oficio.

En tiempos anteriores, el reciclaje profesional se basaba en aprender sobre informática o algún idioma, pero esto ha cambiado, de forma que ahora es ir más allá de las fronteras del conocimiento adquirido en los años de carrera, cultivándose nuevas técnicas, métodos o algo totalmente novedoso.

Este no solo puede ser ejecutado por empleados de una compañía, sino también por profesionales independientes lo que les permitirá mejorar su negocio y ser una mejor opción para sus clientes.

Gracias al reciclaje profesional se crean nuevos puestos de empleo que obligarían a la evolución de una carrera y a que la competencia por estos sea mayor.

Pasos para lograr el reciclaje profesional

Para llevar a cabo el reciclaje profesional se sugiere cumplir con los siguientes pasos:

  • Definir un nuevo perfil profesional: determinar qué puesto, funciones, responsabilidades, tipo de empresa y el sector en el que desea incursionar. Aquí surgen las preguntas de qué hacer, qué desea, cómo hacerlo, qué se necesita, cuál es la demanda. Haga un plan de lo que desea ser.
  • Investigar: debe estudiar el mercado laboral, los posibles clientes. También  las empresas que cuentan con el puesto de trabajo que desea, sueldos, locaciones y viabilidad de lo que va a hacer dentro del mundo laboral.
  • Cambiar el enfoque: tiene que estar conciente de que su labor requiere de una transformación. Concéntrese en las competencias que necesitas tener para una ejecutar una mejor labor y cómo dominarlas.
  • Formación: analizar qué carencias profesionales y de estudio tiene, que le impide alcanzar un nuevo empleo o nueva meta. Estudie los perfiles de empleo y compruebe qué requiere el empleador en cuanto a formación. También puede asesorarse con un experto en las nuevas habilidades que requiere, lo que permitirá tener una mejor preparación. Haga cursos, posgrados, diplomados; incluso los de tipo online, siempre y cuando les otorgue un certificado que compruebe su participación.
  • Superar los miedos: aunque pareciera un riesgo, el reciclaje profesional le permitirá tener participación en los nuevos mercados de trabajo y no quedarse estancado. Incluso, con esta técnica podría moverse en otros sectores laborales, ganando más conocimientos y más contactos.

Ahora, ¿quiénes pueden ejecutar el reciclaje profesional? Todos. Pero sobre todo las personas que trabajan en áreas de ingeniería, salud, informática, comunicaciones, energía, medio ambiente; ya que a diario existen novedades que obligan a una actualización de habilidades y conocimientos constante, especialmente para descubrir el uso de las nuevas tecnologías que aparecen en el sector.