Pan de café

Puede ser un desayuno ideal con un vaso de leche, aunque también puede ser un complemento ideal para una merienda o junto al café o infusión después de comer.

Ingredientes

  • 750 gramos de harina de trigo
  • 180 gramos de café molido
  • 150 gramos de azúcar
  • 15 gramos de sal
  • 30 gramos de levadura
  • 380 cc de agua
  • Azúcar para espolvorear
  • 2 moldes para pan (previamente cubiertos con una capa de margarina)

Preparación

Necesitarás un recipiente grande para mezclar la harina de trigo junto con el café molido, el azúcar y la sal, disuelve la levadura en el agua. Luego añádela a la preparación anterior y amasa muy bien. Para ahorrar tiempo puedes usar una batidora para amasar la harina. Cuando la masa esté lisa y consistente divídela en dos partes, formando con ellas dos rollos (forma de pan).

A continuación prepara los dos moldes previamente cubiertos con margarina e introduce los 2 rollos de pan, deja que el leudante haga su trabajo por algunos minutos, así la masa ganará más volumen. Utiliza el azúcar para espolvorearlos. Prepara el horno a una temperatura moderada e introduce los panes por unos 45 minutos aproximadamente, cuando haya transcurrido este tiempo retira los panes del horno, sácalos del molde y deja que enfríen antes de cortarlos.

Gelatina de café

Puedes consumir este postre en la hora de la merienda, se trata de un resultado bastante ligero que resulta muy agradable a aquellos que disfrutamos del café, otro modo de disfrutar de esta bebida tan especial.

ejemplo para la presentación de la gelatina de café, con nata y chocolate rallado por encima

Ingredientes

  • 2 cucharadas al ras de café molido
  • 3 tazas de agua
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 1 sobre de gelatina sin sabor
  • 2 latas de leche condensada

Preparación

Coloca a hervir las tres tazas de agua y añádeles el azúcar para preparar el café. Una vez que lo hayas colado puedes añadir el sobre de gelatina sin sabor, revuelve la mezcla hasta que la gelatina se haya disuelto por completo.

Busca un molde refractario cuadrado y vierte la gelatina en él, coloca la mezcla en la nevera y espera el tiempo necesario para que esté firme. Cuando la gelatina esté lista, sácala del molde y pícala en cuadritos, para esto puedes usar algunos moldes especiales para cortar gelatina, que son fáciles de conseguir en los supermercados. Distribuye los cuadritos de gelatina en los vasos que desees utilizar y al momento de servir, báñalos con la leche condensada.

Para realizar esta receta no necesitarás la ayuda de nadie ya que son bastante fáciles de hacer. Recuerda siempre tener precaución al momento de usar tu cocina para evitar accidentes.