Estas son nuestras principales razones:

  1. Lavar el pelo de tu perro y desenredarlo completamente puede suponer un problema para tu cuarto de baño. A la mayoría de los perros no les gusta bañarse y si encima son de pelo largo el problema está servido. Seguramente la aventura acabe con agua por todo el cuarto de baño y espuma hasta en el techo. Al desenredar el pelo es normal que tu animal se sacuda, soltando agua y pelos por todo el cuarto. Para colmo, el pelo fuerte de tu perro puede atascar fácilmente las tuberías de tu bañera, lo que te va a suponer un trabajo extra para desatascarla.
  2. Manejar una máquina de cortar el pelo puede parecer fácil, pero en la práctica llegan las complicaciones. Si, parece muy fácil, pero si el pelo no está perfectamente desenredado, por ejemplo, la máquina se atascará y aparecerán trasquilones. Además no es lo mismo pasar una máquina cortapelos por una cabeza que hacerlo por el cuerpo de un animal, ya que este es mucho menos uniforme. Además, un corte bonito no suele ser el que consiste en dejar todo el pelo en el mismo largo, sino aquel que juega con diferentes tamaños.
  3. Los perros no suelen tener demasiada paciencia. Reconócelo, no eres rápido y tu perro va a impacientarse tarde o temprano. Hay perros que tienen más paciencia que otros, pero en cualquier caso si no estás acostumbrado a realizar estas tareas, lo normal es que tardes bastante en acabarlas. Esto puede hacer que el perro se impaciente, se mueva cuando no debe o acabe tumbándose y negándose a colaborar. No es el primer perro que acaba con la mitad del pelo corto y la otra  mitad larga por puro agotamiento del propietario.
  4. Arreglar luego los trasquilones puede ser más complicado que un corte de cero. Si debido a todo lo que hemos visto tu perro acaba con el pelo a trasquilones, el arreglo es complicado y, como ocurre con las personas, normalmente el único modo de hacerlo es cortando mucho todo el pelo. Evidentemente esto no es bonito, pero si encima estamos en invierno, el perro puede tener frío y necesitar utilizar algo de abrigo para poder salir a sus paseos habituales.

¿Cuándo deberías de cortar tú mismo el pelo a tu perro?

Si eres peluquero canino…o casi: realmente esta sería la única razón para que te embarques tu solo en la tarea de cortar el pelo a tu perro.