Los perros más grandes

El tamaño de un animal puede venir determinado por su altura o por su peso. Generalmente un perro muy alto es también robusto, pero puede haber ejemplares más bajos que sean más anchos y pesen más. Aunque

  • El Dogo alemán: Es un ejemplo de lo que hablábamos antes, ya que se trata de un animal muy alto, cuyos machos pueden superar los 80 cm de altura. Su peso ronda los 60 kilogramos, así que se trata de un animal muy estilizado aunque con una musculatura tremendamente potente.

Dogo alemán, el perro más grande que existe

  • El Mastín: En todas sus variedades, incluida el Mastín Tibetano, se trata de perros fuertes y altos, que combinan una complexión robusta con una altura importante.  Su altura raramente supera los 70 centímetros, es decir, es más bajo que el Dogo, pero algunas variedades, como el Mastín Inglés o el Napolitano pueden  llegar a pesar cien kilos.
  • El San Bernardo: Este perro de cara bonachona y que asociamos siempre con un barril de bebida en el cuello puede medir entre 70 y 90 centímetros de altura y pesar hasta 90 kilogramos, por lo que los ejemplares más grandes bien podrían superar al Dogo.

Los perros más pequeños

Veamos ahora cuales son los perretes más pequeños de todos, aunque seguro que los tenemos en la mente.

  • El Chihuahua: Este pequeño apenas levanta 20 cm del suelo en los mejores casos y es todo un carácter. Muy activo, con bastante inteligencia y capaz de todo tipo de travesuras, es un pequeño gran pillín.

El chihuahua apenas mide 20 cm

  • Los Bichón:  Tanto el maltés, con su suave pelaje liso como el Brisé, con su aspecto de pompa de jabón, tienen un tamaño similar al Chihuahua aunque su pelo les hace parecer algo más grandes. Muy de moda en los últimos años como perros de compañía debido a su aspecto aristocrático y a que no son muy ladradores.
  • El Yorkshire Terrier: No es mucho más grande que los anteriores aunque puede alcanzar los tres kilos de peso, contra los dos que suelen pesar  el Chihuahua y el Bichón.  Eternos cachorros, de carácter muy juguetón y sociables, se caracterizan por sus flequillos poblados que a menudo se sujetan con una gomita o pinza.