¿Qué debo de saber sobre las ranas?

  • Son animales anfibios que nacen y pasan la primera etapa de su vida en el agua, respirando mediante branquias, pero que de adultos respiran con pulmones, pero también a través de la piel.
  • Existen muchísimas especies de ranas, algunas venenosas y /o ilegales. Debemos de asegurarnos de que el tipo de rana que tenemos es sencilla de cuidar y que cumplen con todos los requisitos legales.
  • La rana más común en España, como mascota, es la rana verde de ojos rojos.
  • Necesitan un espacio mixto, parte acuario y parte terrario, dónde poder vivir. Pueden convivir con otras ranas y pueden incluso reproducirse en cautividad.

Ranas en un terrario con agua

  • El suelo del terrario debe de llevar un sustrato que imite lo mejor posible al natural y es importante ponerles cuevas y escondites para que se puedan refugiar y sentir protegidas.
  • Las ranas pueden parecer animales muy sencillos de tener, pero las condiciones de humedad y el espacio que necesitan requieren muchos cuidados. Además son animales que generan mucha suciedad, por lo que hay que limpiar a menudo si no queremos sufrir los fuertes olores que pueden emanar.
  • No son animales sociables ni con los que se pueda interactuar demasiado. Dependiendo de la especie su piel puede ser muy delicada y necesita conservar sus niveles de humedad ya que como hemos explicado, respiran a través de ella. Por este motivo,  no se deben de tener en las manos nada más que el tiempo necesario para cambiarlas de sitio y limpiar.

Niño observando una rana

¿Cómo se alimentan?

La forma habitual de alimentarse de estos batracios es cazando pequeños insectos con su pegajosa lengua. Lo más sencillo es proporcionarles a las ranas artemia salina, un organismo que viven en el agua, muy rico en proteínas y que les proporciona una buena alimentación, además de que es muy fácil encontrarlo en tiendas especializadas.

¡Ah! A pesar de todo lo que hayas escuchado a lo largo de tu infancia y de todo lo leído en los cuentos,  lamentamos informar a aquellas mujeres más románticas que ni todos los besos del mundo convierten a una rana en príncipe… pero pueden conquistar tu corazón de igual modo.