Si no habías sentido las “pataditas” ya en el cuarto mes, este es el gran momento en que lo harás. También podrás sentir como se mueve dentro de ti.

En cuanto a los síntomas, los mareos y las nauseas deberían haber desaparecido por completo, pero ahora estarás visitando el baño con más frecuencia por otra razón. Ahora que el bebé tiene un tamaño considerable, hace presión sobre tu vejiga, lo cual te hará sentir que necesitas orinar todo el tiempo.

Ya estarás acostumbrada a esta altura, pero tu peso seguirá aumentando, al igual que tus pechos y tu cintura.

Tu bebé ira creciendo cada vez más, lo que te producirá dolores de espalda y columna, por lo que es recomendable no estar parada durante mucho tiempo. También el bebé a medida que crece empezará a hacer presión intra-abdominal, lo cual te causara dificultades para respirar.

Te sentirás muy cansada, y las piernas empezarán a inflamarse.

Hay que tener cuidado de no sufrir lumbo-ciáticas. Es fácil de detectar, ya que es un ardor casi como si fuera una quemadura, en la región del glúteo o incluso debajo de la rodilla, y solo suele afectar a una sola de las piernas.

Dolor de ciática durante el embarazo

Una vez detectada, y aclaro que lo mejor es siempre ante la duda consultarlo con el médico que en última instancia es el que realmente sabe, conviene conseguir una almohadilla  eléctrica a fin de dar calor a la zona afectada, y realizar pequeños estiramientos y elongaciones. La retención de líquidos y el estreñimiento son completamente normales en esta etapa del embarazo. 

Desarrollo del bebé durante su quinto mes de gestación

Ya en esta etapa, con la ecografía se puede precisar la fecha del parto, y de paso controlar la salud del bebe y detectar cualquier problema que pueda tener.

En cuanto al bebé, como dije antes, estará mucho más inquieto y movedizo, y deberías sentir como patea. Es importante que le hables, ya que desde el mes anterior ya reconoce voces y sonidos, en especial la de la madre, por lo que es una buena forma de estimularlo y darle cariño.

Si bien no está demostrado aún, se cree que tu estado de ánimo le afecta al bebé, por lo que es mejor evitar cualquier situación de estrés, enojo o tristeza, y mantenerse relajada.

En cuanto a su anatomía, no hay mayores cambios más que el aumento de tamaño y peso, sus órganos están completos, el cerebro irá creciendo poco a poco, sus manos, pies y dedos están totalmente desarrollados, y solo resta que siga creciendo.

Su piel empieza a tomar color, ya que hasta este momento es transparente.

A fines del mes el bebé debería estar midiendo alrededor de 20 centímetros y pesar no más de 400 gramos.