Qué debe pagar cada familia

  • Madrina. Los detalles de boda que entregan los novios a los invitados el día del enlace suelen correr a cuenta de la madrina. Del mismo modo, la decoración floral y en ocasiones las invitaciones también suelen ser gastos que la madrina desea asumir. Como generalmente ésta es la madre del novio, dependiendo de los gastos totales que le vaya a generar la boda dará más prioridad a unos aspectos u otros.
  • Padrino. Si el padre de la novia, o padrino, va a acompañar a la novia hasta el altar en un bonito coche, éste suele ser el que se encarga de los gastos de su alquiler o mantenimiento del mismo para dejarlo preparado el día del enlace. Y siendo que su hija será la que lucirá el ramo de novia, también es otro de los costes que generalmente adquiere al ser nombrado padrino.
  • Padres de la novia. Aunque algunas tradiciones se han ido modificando con el paso del tiempo, el hecho de que los padres de la novia paguen el vestido a su hija se mantiene prácticamente inamovible en toda celebración; ya sea ésta civil o religiosa. Y es que la unión madre-hija de toda boda suele ser tan especial que desean que a su ‘niña’ no le falte de nada en el día más importante de su vida, y por ello los gastos los asumen ellos. Generalmente abarca el precio de vestido y zapatos, aunque muchos padres también incluyen en este ‘regalo’ los costes de peluquería, maquillaje y ajuar.

Los enlaces matrimoniales conllevan muchos gastos que deberían repartirse entre familiares y amigos

  • Padres del novio. Si toda madre queda encantada al ver a su hija vestida de blanco, lo mismo ocurre cuando ve a su hijo. Y es que los padres del novio también mantienen generalmente la tradición de pagar el traje y complementos del futuro marido. Durante la búsqueda del traje y las consecutivas pruebas con el sastre suelen asistir tanto la madre como el padre y generalmente el padre del novio también aprovecha para adquirir en ese momento el traje que llevará en la celebración.
  • Hermanos y amigos allegados. También es muy habitual que los hermanos de los novios o sus amigos más cercanos quieran colaborar en los gastos del enlace y entregarles su ‘regalo de boda’ aportando su ayuda y dinero en alguno de los preparativos. Las alianzas suelen ser el obsequio más habitual que regalan los hermanos mientras que los amigos se centran en complementos de los novios. En éste último caso, a la novia no le faltará su ‘algo nuevo, viejo, prestado y azul’ por parte de sus familiares y amigos más allegados.

Gastos de los novios en una boda

Pero son muchos más los gastos que conlleva una boda y que por lo tanto deben asumir los novios. El banquete es el principal coste de la celebración ya que pagar el menú de cada invitado suele costar alrededor de 100 euros por persona. Para la ceremonia también hay que tener en cuenta que nos va a generar un gasto, ya que tanto para la iglesia como al lugar elegido para una boda civil habrá que pagar entre unos 200 y 500 euros por celebración. El pago a los fotógrafos también es otro de los aspectos con los que debemos contar a la hora de organizar nuestro presupuesto; un reportaje de imagen y vídeo suele costar unos dos mil euros. El viaje de novios es el último gasto de una boda, pero sin duda el que más disfrutan los futuros marido y mujer; dependiendo cual sea tu destino de Luna de Miel deberás calcular una media de entre tres mil y seis mil euros en total.