La isla blanca ofrece mucho más que playa y fiesta. Si te cansas del mar o necesitas descanso de tanto andar por las discotecas ibicencas, no te pierdas esta lista para saber qué ver en Ibiza.

Es cierto que la isla ofrece playas increíbles y algunas probablemente son las mejores de España. Con 210 kilómetros de costas y más de 3.000 horas de luz solar cada año, Ibiza promete unas vacaciones perfectas. Pero eso tal vez ya lo sabes. Ahora te vamos a contar qué puedes hacer en la isla si la playa no te llama demasiado.

  • Visitar Dalt Vila (la ciudad amurallada de Ibiza): en su interior se encuentran la mayor cantidad de puntos de interés históricos de la isla. Se puede ingresar por el portal de Ses Taules, que data de fines del siglo XVI. En tiempos antiguos, se podía pasar por encima del foso gracias a un puente de tablas, gracias al cual la puerta recibió su nombre. Una vez que pasas por el portal, llegas a la Plaza de Armas, donde hoy en día se monta el mercadillo hippie de Ibiza. Si estás con ánimos de visitar refinados restaurantes, tiendas de arte y galerías, puedes pasar por un portal y llegar a la plaça de Vila.

muralla de Dalt Vila

  • Disfrutar del atardecer en Sant Antoni de Portmany: la bahía de Sant Antoni es famosa por sus hermosas puestas del sol. Todas las tardes, cuando empieza a atardecer, las zonas de Ses Variades y Caló des Moro son las más elegidas por locales y turistas para ver cómo se pone el sol. No te querrás perder de este espectáculo natural durante tu visita a la isla. Sin duda los atardeceres de Ibiza son uno de los espectáculos visuales principales de este destino.

Atardecer en Sant Antoni de Portmany

  • Recorrer la Catedral de Santa María: esta construcción data del año 1235, es decir, en la época en que los cristianos llegaron a la isla. Esta catedral de estilo gótico catalán se puede ver desde cualquier punto de la ciudad de Ibiza.
  • Entrar a la cueva de Can Marçà: esta cueva es uno de los sitios más asombrosos de la isla blanca, ya que tiene 100.000 años de antigüedad. Si quieres ver algo realmente asombroso cuando vayas a Ibiza, tienes que visitar la cueva. Se encuentra en Sant Miquel, al norte de la isla. Dice la leyenda que esta cueva era utilizada por contrabandistas y que han dejado señas indicando los mensajes que se intercambiaban unos con otros. Lo bueno es que puede visitarse aun cuando no es verano.

Cueva de Can Marçà

  • Ir a la Iglesia fortificada de Santa Eulària des Riu: el municipio de Santa Eulalia del Río, como se lo conoce en español, es el segundo más grande de la isla, precedido sólo por Ibiza ciudad. En el pueblo de Santa Eulària podrás encontrar su bella iglesia fortificada, nombrada como el pueblo.
  • Conocer el Museo Puget y el Nuevo Museo de Arte Contemporáneo: si el arte es lo tuyo, es muy probable que quieras recorrer los museos más destacados de Ibiza. En Can Comasema, cerca de la Catedral, se encuentra el Puget, que se encuentra albergado en una casa antigua del siglo XV y tiene en exhibición unas 130 pinturas que representan los paisajes de la isla blanca a mediados de siglo XX, creadas por Narciso Puget Riquer y Narciso Puget Viñas. El Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza (MACE) volvió a abrir sus puertas en 2012, luego de 5 años de remodelación. Se encuentra cerca del portal de Ses Taules y ocupa un edificio militar que data del 1727. El MACE es uno de los museos de arte contemporáneo con más antigüedad de toda España.

Ya lo sabes: si tu plan no es ir a la playa o pasar la noche de fiesta, Ibiza aun así tiene mucho para ofrecer. Se trata de un completo destino que puede resultar atractivo durante todo el año, no sólo para los meses veraniegos.