Lo más visitado de Ámsterdam

  • Los canales. Más de 75 kilómetros de canales dan vida al corazón de la capital de los Países Bajos haciendo que sean uno de los principales atractivos de Ámsterdam. Más de 1000 puentes cruzan las aguas que bañan la ciudad ofreciendo a los turistas una de las actividades favoritas, especialmente si se viaja con niños, los paseos en barca. Por unos 10 euros, podrás disfrutar de un paseo en barco viendo alguno de los puntos de interés más destacados, siendo las casas flotantes lo que más llama la atención de los visitantes. Este tipo de viviendas surgieron tras las condiciones precarias que dejó la II Guerra Mundial, y aunque hoy en día son más económicas que una residencia convencional, los gastos de mantenimiento son mucho más elevados.
  • Plaza Dam. Llega el momento de hacer algunas compras en vacaciones, y es que cuando se visita la Plaza Dam es inevitable resistirse a comprar alguno de los productos más típicos de la ciudad. El riquísimo queso, los hermosos tulipanes y los brillantes diamantes son los más demandados entre los turistas que quieren llevarse ‘algo típico’ de Ámsterdam. Y es que la Plaza Dam es uno de los puntos neurálgicos de la ciudad, donde además de concentrarse numerosas tiendas también podemos disfrutar de la mejor gastronomía de la mano de la variedad de bares y restaurantes que invitan a los turistas a sentarse en sus terrazas.
  • Vondelpark. Si Nueva York tiene su famoso Central Park, Ámsterdam también cuenta con uno de los espacios naturales que más visitantes recibe al cabo del año, Vondelpark. Una gran zona verde donde encontrar cientos de especies animales y vegetales habitando en el parque, amplias explanadas de césped para descansar y varias áreas recreativas para que los niños jueguen. En definitiva, un lugar al aire libre donde disfrutar de la naturaleza sin abandonar la céntrica Ámsterdam. En los meses estivales se realizan conciertos y eventos culturales a los que poder asistir de forma gratuita.

Parque de Ámsterdam

  • Museo de Van Gogh. Uno de los holandeses más famosos de todos los tiempos ha sido el pintor Vicent Van Gogh, y por eso el espacio cultural dedicado a este artista es el museo más visitado de Ámsterdam. Dibujos, pinturas, cuadros; todo lo relacionado con Van Gogh tiene cabida en este espacio donde se hace una trayectoria cronológica de su vida social y profesional. El Museo de Van Gogh abre todos los días de 10 a 18 horas, excepto los viernes que amplía su horario de apertura hasta las 22 horas. Las entradas pueden adquirirse por 15 euros para los adultos, mientras que los menores de edad tienen el acceso gratuito.

Lo ‘más liberal’ de la ciudad

  • Barrio Rojo. Para los que quieran conocer uno de los barrios más visitados y curiosos de Ámsterdam, deben visitar una de las zonas más antiguas de la ciudad. Los carteles luminosos de color rojo dan la bienvenida a los turistas que quedan perplejos de ver cómo en los diferentes locales que recorren sus calles hay mujeres ‘que se exponen’ en sus escaparates. Y es que la prostitución es en la capital de Holanda un oficio reconocido y legalizado desde principios del siglo XX.

Barrio Rojo de Amsterdam

  • Coffee shops. Otro de los aspectos que convierten a Ámsterdam en una ciudad ‘liberal’ es la amplia oferta de coffee shops que hay. En estos comercios con aspecto de cafetería convencional se vende y se permite el consumo de marihuana, a pesar de que está terminantemente prohibido fumar tabaco. Aunque en el año 2000 había más de mil coffee shops, los propios holandeses y países de alrededor ‘presionan’ fuertemente a la capital de los Países Bajos para no fomentar el turismo consumista de drogas blandas.