Esta ciudad se encuentra a orillas del ancho río Scheldt, que es la puerta al mar del Norte. A comienzos del siglo XVII fue muy importante por las actividades culturales que allí se realizaban. Pero las guerras religiosas del siglo XVI, el aislamiento del mar del Norte a causa de un tratado con los Países Bajos entre los siglos XVII y XVIII, además de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, han debilitado la posición de Amberes dentro del continente europeo.

No obstante, la ciudad no ha perdido para nada sus atractivos. Hay mucho que ver en Amberes:

  • Grote Markt: Se trata de uno de los lugares más atractivos de Bélgica. Es la Plaza Central de Amberes, una especie de Grand Place de Bruselas. Apartada del centro de la plaza hay una curiosa fuente, que representa al mítico soldado romano Bravo, y la cual vierte el agua directamente sobre el adoquinado. El Stadhuis (Ayuntamiento) domina la plaza. Fue construido en el año 1560 y tiene estilo italiano.

Grote Markt en Amberes

  • Rubenshuis: Esta casa del siglo XVII fue, ni más ni menos, la vivienda y el estudio del famoso artista flamenco Peter Paul Rubens. Su nombre en español, literalmente, es “Casa de Rubens”. El artista barroco pasó allí sus últimas 3 décadas de vida y hoy en día es un museo.

Rubenshuis fue la casa del artista Rubens durante sus últimas décadas de vida

  • Onze-Lieve-Vrouwekathedraal: Conocida en español como la Catedral de Amberes, es una majestuosa catedral gótica que alberga obras de Rubens. Se construyó entre los siglos XIV y XVI. Es uno de los mayores edificios religiosos del país.

Onze-Lieve-Vrouwekathedraal o Catedral de Amberes

  • Koninklijk Museum voor Schone Kunsten: El Museo de Bellas Artes de Amberes es muy similar al Museo de Bellas Artes de Bruselas, cuya colección consta de obras de los pintores flamencos más primitivos como Jan van Eyck, Rogier van der Weyden y Hans Memling, hasta los representantes del simbolismo como Rik Wouters y James Ensor. Por otra parte, el museo destaca especialmente las obras de Rubens, Van Dyck y Jordaens.

Koninklijk Museum voor Schone Kunsten, el Museo de Bellas Artes de Amberes

  • Nationaal Scheepvaartmuseum: El Museo Marítimo Nacional exhibe los lazos de la ciudad con el mar a través de mapas, maquetas, diversos objetos y, por supuesto, una gran colección de barcos.

Nationaal Scheepvaartmuseum, el Museo Marítimo Nacional

  • Diamantmuseum: El célebre Museo del Diamante expone un conjunto de objetos y material audiovisual que relata el proceso de producción del diamante, desde que se lo extrae de la tierra hasta que se lo pone a la venta.

Diamantmuseum, el Museo del Diamante

  • Het Steen: Su nombre se traduce al castellano como “La Piedra”, bautizado así por Carlos V. Es el Castillo de Amberes, aunque actualmente no se llame así. Es una de las visitas más interesantes de esta ciudad del norte de Bélgica.

Het Steen, el castillo de Amberes

  • Vleeshuis: La Casa de la Carne es uno de los más majestuosos edificios de Amberes. Fue construida a principios del siglo XVI, con un estilo gótico y varias torres y torretas que la convirtieron en una casa muy particular.

Vleeshuis o Casa de la Carne, un peculiar edificio de la ciudad

Esto no es todo: hay muchos sitios adicionales que también puedes aprovechar para ver en Amberes durante tu visita, aunque sería imposible listarlos todos. A ti, ¿cuál te gustaría visitar?