Cuando el sistema de entretenimiento a bordo del avión es malo o directamente no existe, muchos pasajeros optan por leer un libro, ver una película en una tableta o jugar juegos. Suele suceder que en las compañías aéreas de bajo coste, el entretenimiento abordo brilla por su ausencia. Hasta ahora.

La aerolínea Iberia ha puesto en marcha un servicio multimedia en vuelos de bajo coste (de su línea Express) que se ha dado a llamar Immfly. Este servicio funciona según el esquema BYOD (Bring Your Own Device, es decir, “Trae tu propio dispositivo”, en español), de forma que con cualquier aparato con conexión inalámbrica, una pantalla y un navegador web puedes utilizar el sistema de entretenimiento “almacenado” en la nube.

Immfly, una compañía catalana que comenzó a funcionar en el año 2013, funciona en un servidor que se coloca en uno de los módulos no críticos del sistema eléctrico de la aeronave. Gracias a unas antenas inalámbricas adicionales, la señala llega de forma pareja a todo el avión. No se trata de un servicio de internet sino más bien de una intranet donde se puede acceder a contenido multimedia, por lo que no hay que confundir Immfly con los servicios de internet inalámbrica que brindan algunas aerolíneas.

La descarga de contenidos a través de una antena 3G se hace cada vez que el avión aterriza, de la misma forma que se vuelcan los datos a un servidor (chequeos necesarios, información sobre la interacción de los usuarios, etc.). El servicio de datos que se utiliza en los aviones de Iberia lo brinda Vodafone y, cuando la aeronave viaja fuera de España, el límite de descarga de contenidos es de 10 megas.

Para utilizar el servicio, una vez que activamos el modo avión podemos habilitar el Wi-fi y abrir en el navegador del ordenador, móvil o tableta la dirección air.immfly.com, a través de la cual podremos acceder a los contenidos multimedia. Pero antes de poder ver algo, debes registrarte como usuario en Immfly. Si has utilizado el servicio antes, no hace falta crear una cuenta, solamente acceder con la que ya tienes.

Una vez que ingresas, el navegador te redirige al menú principal para ver el contenido disponible en ese momento: periódicos, revistas, vídeos y tal vez algún episodio de algún programa de TV. Casi todo el contenido es gratuito pero hay contenido de pago también. El catálogo aún no es muy extenso.

Además del contenido multimedia, puedes acceder al mapa de posición del avión, que se actualiza cada 20 segundos. De esta forma, en los vuelos donde no hay pantalla en cada asiento, puedes saber en vivo en qué parte del país o del mundo te encuentras.