Como su nombre lo indica es un tipo de mecenazgo colectivo, multifinanciamiento o financiamiento en grupo. Funciona por medio de páginas que plantean los proyectos que pueden ser de bienes raíces, empresas, emprendimientos, música o diversas intenciones que requieren de una determinada suma de capital que se debe juntar entre los inversionistas.

El pago en el crowdfunding es algo por determinar en cada proyecto, ya que por lo general este no se hace en forma de dinero que va directamente al inversionista sino como beneficios que la causa apoyada provee como productos, reconocimiento, publicidad, acciones o demás formas de obtener una retribución por lo invertido.

Qué más debes saber sobre crowdfunding

En sí eso es básicamente el crowdfunding, pero como acción social donde varias personas se unen para crear un motivo es genial, ya que le aporta un sentido humano a las inversiones que sin duda se necesita en los negocios. Además, por medio de este tipo de financiamiento desde el inicio del proyecto quienes desean echarlo a andar pueden saber si la popularidad del mismo emprendimiento da para que este crezca, ya que si es un proyecto que se apoya ampliamente seguro resultará en éxito, mientras que de no ser así, seguro requerirá de un par de ajustes hasta que el mismo proyecto se pueda ganar la confianza de quien invierte.

Para encontrar un proyecto de crowdfunding el buscar en la red puede ser un poco complejo, pero afortunadamente hoy existen páginas que se dedican a evaluar este tipo de inversiones a fin de presentar los proyectos que sean más seguros. El mercado de bienes raíces de hecho en este aspecto ha crecido mucho en este año y se espera un ascenso en las inversiones que sea contante y sonante.

El crowdfunding entonces es una manera de financiamiento colectivo que está al alcance de todos, pues no se necesita ser un gran magnate para este fin, por lo que es una forma de entrar en este mundo sin invertir grandes sumas, algo realmente interesante.