• Pescados. Uno de los platos más típicos de Escocia y que podemos encontrar en muchos locales de Edimburgo es el llamado ‘haddock’, preparado con un pescado muy similar a la merluza. Los países nórdicos son muy propensos a servir los pescados ahumados, por eso Escocia se ha visto influenciada por esta costumbre y otro de los platos preferidos es el ‘kipper’, elaborado con arenque.

Kipper, elaborado con arenque de las costas escocesas

  • Sopas y purés. Y siendo que los mariscos y pescados son uno de los productos de esta región británica, las sopas elaboradas con este tipo de alimentos son muy habituales en la cocina escocesa. Por ejemplo, el ‘cullen skink’ es una sopa preparada con patata, cebolla y pescado ahumado y el ‘partan bree’ tiene como principal ingrediente en su elaboración la sopa de marisco. Pero también las carnes con protagonistas en la mayoría de menús de los restaurantes de Edimburgo y poblaciones escocesas, siendo la sopa de cordero y verduras uno de los platos más contundentes y llamado por sus habitantes como ‘scotch broth’.

Purés típicos

  • Carnes. Es imposible viajar a Escocia y no probar uno de los platos más populares en la región, el ‘haggis’. Se trata de una especia de chorizo o morcilla preparada con diferentes partes del cordero como el hígado, los pulmones y el corazón. Los escoceses suelen consumir este producto a lo largo del día, tanto para las comidas y cenas como en los desayunos. Entre las carnes preferidas en Escocia también destaca la de codorniz, siendo el producto estrella de otro de sus platos más populares: el ‘grouse’.

Haggis, un peculiar chorizo típico de Escocia

  • Postres. Pero por supuesto los amantes del dulce encontrarán en Escocia un verdadero paraíso ya que cuenta con algunos postres tradicionales; uno de los más conocidos es el ‘dundee cake’, elaborado con frutos secos y apto sólo para los más hambrientos. La mayoría de restaurantes de Escocia cuentan en su menú con otro postre muy popular, el ‘cranachan’ preparado con frambuesas y dulce de crema.

Dundee cake

 Consejos para comer en Escocia

  • Horarios. Como en la mayoría de países europeos, el horario de comida oscila entre las 12 y las 14 horas mientras que el de la cena es entre las 18 y las 20 horas. Aunque Edimburgo sea una de las ciudades más turísticas de Reino Unido la mayoría de sus restaurantes no ofrecerán comidas o cenas a partir de esas horas.
  • Ahorrar dinero. Escocia es en general una región cara para comer y hay que tener en cuenta que sus platos oscilan entre las 10 y 15 libras; eso sí, será imposible que os quedéis con hambre ya que son en general muy contundentes. Si cuentas con un presupuesto reducido, puedes ahorrar comiendo algún día en alguno de los establecimientos de ‘fast food’ o recurrir al típico ‘fish and chips’.
  • La bebida en Escocia. En Escocia la ‘medida’ habitual de pedir la bebida es en pintas, y debes tener en cuenta que ésta hace referencia a una jarra. Si quieres pedir algo con menos cantidad, como una caña de cerveza, deberás pedirlo diciendo que quieres una ‘half pint’. Habitualmente los clientes piden la comida y bebida en la barra y la pagan antes de que la sirvan, a diferencia de la mayoría de países europeos.