Cuando Múnich era una fortaleza, su casco histórico –llamado Altstadt- tenía cuatro puertas de acceso, de las cuales sólo tres se mantienen en pie: Karlstor, Isartor y Sendlinger Tor. Las murallas de la ciudad fueron levantadas entre los años 1285 y 1347, reemplazando una fortificación interior construida en el siglo XII que era más pequeña que la nueva y cuyo nombre era Innere Stadtmauer.

Durante el transcurso del siglo XVIII, la población de Múnich comenzó a crecer de forma estable, por lo que la fortificación que rodeaba la ciudad debió ser derribada. Vamos a conocer más sobre las tres puertas principales de la ciudad de Múnich que puedes conocer en sus emplazamientos originales gracias a su conservación hasta nuestros días.

Karlstor

Esta puerta ubicada en la plaza Karlsplatz fue parte de las murallas que protegían a Múnich durante la época medieval. En sus orígenes, se llamaba Neuhauser Tor, hasta que el nombre cambió por el actual en honor al príncipe Carlos Teodoro. Este príncipe fue quien decidió tirar abajo los muros para dar lugar a la expansión de la ciudad.

La puerta tenía tres torres, aunque en 1861 se destruyó la central en una explosión. Fue en aquél año también que se inició la reconstrucción de Karlstor, dándole un estilo neogótico.

Puerta de Karlstor

Isartor

La Puerta de Isar es la más importante de las puertas de Múnich debido a que es la única que conserva su torre principal de las tres que existen en la actualidad. Fue erigida en el año 1337 por orden del emperador Luis IV de Baviera, en la que entonces era la parte oriental de la ciudad.

Ubicada en Isartorplatz, la puerta toma su nombre del río Isar, que se encuentra en las cercanías de la misma. Isartor es la única de las puertas de Múnich que no ha perdido su torre central. En su exterior exhibe frescos pintados por Bernhard von Neher en 1835 para representar la victoria y el retorno del emperador Luis IV luego de la batalla de Mühldorf a principios del siglo XIV.  

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Puerta de Isar quedó seriamente dañada, aunque fue restaurada una vez finalizado el conflicto bélico.

Puerta de Isartor

Sendlinger Tor

Esta puerta, flanqueada por dos torres medievales, se ubica donde originalmente se encontraba el sur del casco antiguo de Múnich. Es la más antigua de la ciudad, habiéndose construido en el año 1318 a pedido de Ludwig IV (Luis IV) de Baviera, quien luego fuese emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Sendlinger Tor formaba parte del segundo anillo de murallas que protegían a la ciudad gótica de Múnich, siendo una de las cuatro puertas de acceso a la fortificación. En 1906 se reemplazaron sus tres arcos originales por un arco de mayor tamaño. Posteriormente, fue restaurada entre los años 1972 y 1982.

Si das un paseo por el centro de la ciudad, seguramente verás esta puerta, ya que se encuentra cerca de Marienplatz, la plaza más famosa de Múnich.

Puerta de Sedlinger Tor, muy próxima a otros lugares turísticos del centro de la ciudad de Múnich