Pero no es solamente una vieja puerta de entrada a Berlín sino la única que se mantiene en pie. Durante la Guerra Fría simbolizó la separación entre Occidente y Oriente, entre la República Democrática Alemana (la socialista, manejada por la Unión Soviética) y la República Federal Alemana (la occidental, relacionada con Estados Unidos y el resto de los países aliados). Sin embargo, desde la caída del Muro, la Puerta de Brandeburgo se convirtió en la representación de un país unido.

Construida con piedra arenisca por Carl Gotthard Langhans a fines del siglo XVIII, la Puerta de Brandeburgo es un claro ejemplo de la arquitectura neoclasicista temprana. Tiene 26 metros de alto, 65,5 metros de ancho y 11 metros de longitud. La construcción se llevó a cabo entre los años 1788 y 1791, durante el gobierno del rey Federico Guillermo II de Prusia. La estructura estaba inspirada en la puerta de acceso a la Acrópolis de Atenas.

En 1795, la Puerta fue coronada con una cuadriga de cobre, es decir, un carro tirado por cuatro caballos, que representaba a la Diosa de la Victoria. Este tipo de vehículo era utilizado por los generales romanos cuando entraban triunfales a las ciudades. Además exhibe grabados de los dioses guerreros romanos Hércules, Marte y Minerva.

La puerta de Brandeburgo en Berlín es uno de sus monumentos más emblemáticos

Lamentablemente, durante la Segunda Guerra Mundial se provocaron muchos daños a la Puerta de Brandeburgo, dejando prácticamente destruida la cuadriga. Aunque en 1956, la Berlín oriental y la occidental aunaron esfuerzos para reconstruir la Puerta, que quedó perdida en el paisaje de una ciudad dividida cuando se construyó el Muro de Berlín en 1961. Y, tres décadas más tarde, cuando se derribó el Muro, la cuadriga se desmontó y se reparó luego de no haber sido mantenida durante todo ese tiempo.

Ubicada en el centro de la ciudad, la Puerta de Brandeburgo es uno de los monumentos más simbólicos de Berlín. Podría asemejarse al Arco del Triunfo de París, aunque no es un arco como aquél. Está ubicado en la Pariser Platz (Plaza de París), donde desemboca la célebre avenida Unter den Linden (Bajo Los Tilos) y donde se emplaza el Parque Tiergarten, que es el principal espacio verde de la ciudad.

Dirección

Se ubica en la Pariser Platz, en el distrito de Mitte, donde se encuentra el Parlamento alemán, la Cancillería, la Academia de Arte, el Monumento a los Judíos Asesinados en Europa y el Museo Madame Tussauds de Berlín.

Alrededor de la Pariser Platz hay varias embajadas, como la de Francia y la de Estados Unidos, así como también lujos restaurantes y hoteles, como el Adlon.

Cómo llegar

En transporte público se puede acceder a la Puerta de Brandeburgo con el metro de la línea U55, descendiendo en la estación Brandenburguer Tor.

En tren se llega a una estación del mismo nombre. Pasan por allí las líneas S1, S2 y S25.