¿A qué tipo de pruebas puedo enfrentarme?

  • Test psicotécnico. Con estas pruebas se pretende evaluar el coeficiente intelectual de los candidatos para analizar si esa persona está capacitada para el empleo. Son test de respuestas múltiples y la solución idónea puede ser una o incluso varias. Los factores que se pretenden evaluar de la persona son la atención, percepción, memoria y conocimientos generales. Cuando el puesto de trabajo lo requiere, a veces son más precisos y extensos y se busca conocer características del postulante como su nivel de concentración, abstracción… La principal desventaja de ellos es que generalmente se hacen en un tiempo predeterminado, por lo que el tiempo puede jugar ‘una mala pasada’ a los candidatos.

En ocasiones es necesario pasar un test psicotécnico para evaluar nuestra capacidad

  • Personalidad. Si tu personalidad puede influir para el puesto de trabajo será necesario que superes un test en el que te demuestres tal y como eres. Se busca conocer la adaptabilidad del postulante al empleo analizando su carácter, empatía, sensibilidad, persuasión, iniciativa, madurez… El problema de este tipo de pruebas es que no podemos compararl con otros si lo hemos hecho bien o mal, sino que es totalmente subjetivo ya que cada personalidad puede ser mejor o peor para un trabajo concreto. Pueden ser de desarrollo o de pregunta-respuesta; en estos últimos debes contestar una de las opciones ofrecidas o evaluarte poniendo el grado de satisfacción con el enunciado de la pregunta. Aunque creas que muchas preguntas son similares, esto se hace para poder medir con más fiabilidad la personalidad del individuo.

¿Cómo superar los test?

  • Test psicotécnico. Ya que se trata de una prueba para evaluar tu inteligencia, son muchas las materias que se concentran en un mismo test. Repasa tus aptitudes verbales y numéricas, ya que en los test psicotécnicos no suelen faltar preguntas relacionadas con operaciones matemáticas sencillas o con la gramática y vocabulario de tu idioma. El hecho de que haya un tiempo determinado para el test influye en nuestra respuesta, así que intenta pensar dos veces si realmente es la correcta y no dejes que las prisas te hagan despistarte. En la mayoría se evalúa la atención, concentración y lógica, por lo que céntrate sólo en tu test y evita cualquier tipo de distracción. Para superar el test psicotécnico hay que mantenerse alerta, pero de forma tranquila y habiendo descansado previamente. Lee las preguntas completamente, de forma pausada y sin agobiarte por el tiempo que te queda. Si te quedas ‘atascado’ en una pregunta, pasa a la siguiente y ya volverás a ella más adelante. La mejor forma de enfrentarse a ellos con éxito es practicar, así que puedes entrenarte realizando algunos ejemplos de forma online.
  • Personalidad. El ‘truco’ para superar un test de personalidad es ser sincero. Al ser totalmente subjetivos no vas a poder engañar a los seleccionadores ya que ni tú vas a saber realmente el perfil que están buscando. Así que confía en ti mismo y contesta de forma coherente y con similitud a tu forma de ser y carácter. A diferencia de los test psicotécnicos, en los de personalidad es mejor ser espontáneo y no pensar demasiado la respuesta antes de contestar. Sin embargo, debes ser consciente de que toda empresa busca unos valores mínimos en todo empleado como la responsabilidad, trabajo en equipo, capacidad de aprendizaje y motivación; por lo que si cuentas con todas estas virtudes estarás más cerca de conseguir el puesto de trabajo.