Lo primero que se hace es la entrega del ramo por parte del padrino para la novia en casa de ella. Luego los invitados, que suelen llegar usualmente a la casa de la novia para salir todos juntos, se dirigen al lugar en el que se realizará la ceremonia.

Posterior a la salida de los invitados, la novia saldrá acompañada por su padre en el automóvil escogido para la ocasión, situada a la derecha, que suele ir adornado para que los invitados sepan que es allí en donde va la novia. Dependiendo del tipo de ceremonia, la novia será la última en ingresar a la iglesia, permitiéndosele un retraso que no exceda a los 15 minutos.

Al llegar a la iglesia los invitados y familiares  por parte de la novia se han de sentar del lado derecho mirando hacia al altar, por supuesto que todo esto debe ser organizado antes de que llegue la novia para que solo haga falta su llegada para continuar con el proceso ceremonial.

Al momento de entrar en la iglesia la novia lo hará acompañada de su padre o, si este no se haya presente, de su padrino. Ambos entrarán con los acordes de la marcha nupcial que anunciará a los invitados la tan esperada llegada de la hermosa novia. Seguida de ella, entrarán los pajes hasta que la novia llegue al pie del altar y ocupe el lado derecho del novio.

Después de haber recibido la bendición del que va a presidir la boda, la novia ocupará el lado izquierdo. En el momento luego ya de haberse dado todo el proceso, la novia dictará sus votos, dependiendo esto de si los futuros esposos deciden llevar a cabo esta tradición de decir los votos o no. Es una muy hermosa tradición y hay parejas que deciden escribir sus propios votos y decirlos de una manera original.

Luego de haber aceptado estar juntos en matrimonio, la novia le colocará de última el anillo al novio. Así como para la entrada hay un protocolo, también lo hay para el momento en el que ha culminado la celebración y llega el momento de retirarse de la iglesia para ir al lugar en donde se llevará a cabo la fiesta.

Primeramente salen los novios de la iglesia acompañados nuevamente de la marcha nupcial, para ser seguidos por los suegros, con la madre de la novia al brazo del padre del novio y la madre del novio al brazo del padre de la novia, como la representación de la unión de ambas familias. Después de ellos salen los padrinos, los pajes y las damas de honor además del resto de los invitados, con los hombres a la derecha y las mujeres a la izquierda. Durante la salida suele hacerse una lluvia de arroz para los novios, aunque esto puede variar dependiendo de los gustos de ellos pudiendo cambiarse por lluvia de pétalos que también le darán un hermoso toque a la boda.

Los protocolos para las bodas cambiarán dependiendo del estilo de cada una y la elección de los novios para dichas ocasiones.