Cuando hablamos de proteínas que surgen de los animales, estos suelen venir cargados con una enorme cantidad de grasas saturadas y colesterol, así como sustancias nocivas para el cuerpo como las toxinas, por lo que es muy importante para quienes buscan una vida saludable tratar de consumirlos en la menor medida posible, reemplazando la búsqueda de proteínas por fuentes vegetales, ideales para considerarles dentro de una fuente más sana que la de origen animal.

¿Dónde puedo encontrar proteínas saludables?

Como bien dijimos anteriormente, existen muchas fuentes naturales de proteínas que no necesariamente provienen de algún origen animal. Ya sea porque buscas cambiar de hábito o incluso porque has decidido hacerte vegetariano, esta lista de proteínas vegetales te será de mucha ayuda. ¡Toma nota!

Soja y derivados. Los productos realizados con soja son sin duda uno de los que mayor nivel de proteínas contiene en su composición. Entre ellos el tofu, que cuenta con alrededor de 20 gramos de proteína cada media taza de producto. Además de ser altamente nutritivo, es muy fácil darle el sabor que más nos guste y resultan ser excelentes sustitutos de las carnes.

Frijoles. Los hay de todos tipos y para todos los gustos. Estas legumbres, además de poseer grandes propiedades nutricionales, contienen alrededor de 12 gramos de proteínas por taza.

Garbanzos. Otra legumbre que no podríamos dejar de mencionar cuando hablamos de proteínas naturales. Si bien no contienen tanta cantidad como la anterior, pueden llegar a contener alrededor de 7 gramos por taza.

Seitán. Otro de los sustitutos de la carne más elegidos sobre todo entre los vegetarianos. Esta preparación se hace con gluten de trigo y no solo es delicioso sino que contiene alrededor de 30 gramos de proteínas por cada media taza, vale la pena considerarlo.

Chía. Estas semillas aportan una gran cantidad de proteínas, aunque en realidad sus propiedades nutricionales abarcan mucho más que eso y también son muy ricas en otros nutrientes como por ejemplo, la fibra.