Veamos entonces cuáles son las propiedades de la uva que nos ayudarán a mantenernos delgados todo el año. Y si ya por naturaleza eres muy delgado, no descartes esta fruta, ya que tiene propiedades también para ti, basta con agregar unas pocas calorías naturales en nueces más a tu dieta para no resentir el poder reductor de la uva.

Todos los beneficios que nos aporta la uva

  • Es diurética: la orina debe liberarse de nuestro cuerpo regularmente, pero como sabemos los alimentos que ayudan a esto son conocidos como diuréticos nos socorren al evitar la retención de líquidos y por ende nuestro organismo se mantiene más equilibrado. Y no solo en lo que respecta a los desechos líquidos, ya que la cáscara de la uva ayuda también con los problemas de estreñimiento y tránsito lento que causan hinchazón y gases.
  • Es desintoxicante: cuando necesitamos limpiarnos de grasas, azucares refinadas y sales, la uva es un aliado excepcional porque reduce el sodio y gracias a que moviliza el organismo evita que los alimentos se guarden mucho tiempo en nuestro cuerpo y estos generen toxinas.
  • Da energía: ejercitarnos y disfrutar de hacer labores en la oficina y el hogar dependen del nivel de energía que tengamos para realizar todas nuestras actividades. Y en este sentido también nos ayuda la uva pues su glucosa nos proporciona energías saludables que el cuerpo consume en cada actividad que realizamos.

Además como ya lo dijimos, la uva cuenta con características saludables más allá de ser excelente para controlar el peso, pues la uva combate los problemas de depresión, oxidación, del sistema circulatorio e incluso se ha comprobado que es un aliado para prevenir y luchar contra el cáncer ¡vaya que nos conviene añadir este fruto en nuestra dieta!

De este modo, no dejes las uvas solamente para la celebración de año nuevo y consúmelas durante todo el año, tu cuerpo lo agradecerá grandemente y tu metabolismo se verá muy beneficiado.