• Ayuda a la salud ocular: Los carotenos que la rúcula presenta en su aporte alimenticio son un excelente alimento para mantener la salud ocular. En el caso de cataratas infecciones o cualquier tipo de problema en los ojos la rúcula, en especial los carotenos que contiene, ayudan a resolver este tipo de afecciones o a prevenirlas.
  • Excelente para diferentes dietas: La rúcula contiene muy pocas calorías, de hecho son casi nulas, sin embargo la cantidad de proteínas que contiene es significativa. Las grasas totales que aporta son casi ínfimas y además la rúcula contiene fibra que ayuda a mantener la digestión en perfecto estado y evita que los alimentos se sobreprocesen en el intestino.  Por estas características la rúcula es un excelente complemento para nuestra dieta ya que, combinando un poco de lechuga, espinacas y rúcula encontraremos un alimento rico que nos hace adelgazar y que además no aporta calorías extras ni grasas a los alimentos diarios.
  • Ayuda a mantener la salud de los huesos: El aporte de calcio que contiene la rúcula es significativo y es importante, además contiene antioxidantes que ayudan a mantener la juventud, que en este caso por el calcio que contiene se intensifican para dar más juventud a los huesos. El potasio también ayuda en el tratamiento de afecciones del corazón y los vasos sanguíneos, pero se debe tener cuidado en el consumo de la rúcula pues en caso de insuficiencia renal no es recomendable excederse en la ingesta de potasio.

Cómo comer más rúcula

La rúcula puede tener un sabor un tanto amargo o fuerte, así como picante, para algunas personas, por lo que quizá no sea muy sencillo adicionarla a la dieta si este tipo de sabores no nos agrada. En este caso podemos hacer una especie de camuflaje de sabor añadiendo la rúcula en batidos o en sopas, así como jugos verdes.

El secreto para añadir más rúcula a la dieta, si el sabor no es del todo de nuestro agrado, es combinarla con otro tipo de vegetales con sabores más fuertes. O con alimentos deliciosos como la pizza de rúcula. En caso de que sí te guste la rúcula y su sabor sea agradable para ti, adelante, vuélvela parte de tu dieta y disfruta los beneficios que tiene para tu salud.