Además es rica en magnesio, elemento que ayuda a prevenir la tensión muscular y el stress. El magnesio también eleva la sensibilidad a la insulina lo que ayuda a pacientes diabéticos a mantener controlados los niveles de glucosa y como también regula la presión sanguínea evita riesgos cardíacos. Y como si lo anterior fuese poco, es rica en antioxidantes, polifenoles y antocianinas, que actúan a favor de retrasar el envejecimiento y rica en fibras solubles. Controla el nivel de colesterol en sangre.

Poco a poco se ha ido ganando un lugar en la cocina de muchos hogares por su gran utilidad, su buen sabor y los múltiples beneficios que aportan a la salud.

En cuanto a los micronutrientes contiene: potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc y las vitaminas del complejo B y E (como antioxidante).

Todo esto lo vuelve un alimento ideal para celíacos, además de diabéticos, hipertensos.

Cómo usar la quínoa

En primer lugar hay que lavarlas frotándolas suavemente con las manos bajo el agua para que se quite la capa que recubre ya que da un sabor amargo. Luego se hierve como si fuera arroz durante unos 15 o 20 minutos, se cuela y ya está lista para el consumo en ensaladas, hamburguesas, etc. También puede reemplazar a la avena en el desayuno.

Ensalada de quínoa, un ejemplo de su uso en la cocina

Ensalada templada de quínoa

Ingredientes: 1 vaso de quínoa, 2 vasos de caldo (de ave, jamón o carne), ½ vaso de vino blanco, 1 cebolla, 1 pimiento verde, 100 gramos de panceta, 1 diente de ajo, lechuga, hojas de menta y sal

Preparación: se fríe la cebolla con un poco de aceite, cuando empieza  a dorarse se la agrega el ajo picado y luego la quínoa, se revuelve, se coloca el caldo y se deja cocer. Luego se corta y fríe el pimiento verde  a parte, del mismo modo se fríe la panceta, cuando la quínoa se haya quedado sin caldo se agrega el vino blanco y se lo deja hervir hasta que se consuma.

Se presenta en forma de aro, la lechuga al centro y el preparado alrededor, decorar con la menta y la panceta. Salar a gusto.

Hay muchas más recetas para preparar este alimento y, también siempre se puede usar la imaginación y crear nuevas.