Disminuye la presión arterial

La pera es una fruta altamente rica en minerales como el potasio y el hierro, de modo que fortalece la formación de glóbulos rojos y mejora la actividad sanguínea. En este sentido, permite estimular la circulación de la sangre a las diferentes partes del cuerpo, lo que evita la aparición de enfermedades como presión arterial y la formación de coágulos. Sin duda las peras cuentan con numerosos beneficios gracias a sus propiedades, así que vamos a hacer un repaso por cada una de ellas para que te decidas a incorporar esta deliciosa fruta a tu alimentación diaria.

Mejora la actividad digestiva

Esta fruta tiene mucha fibra. Se estima que aporta un 18% de la cantidad de fibra que necesitamos diariamente, por lo que es una gran aliada para mejorar la actividad digestiva, por medio de un óptimo procesamiento de los alimentos y la estimulación de la actividad intestinal, previniendo el estreñimiento y la diarrea.

Fortalece el sistema inmune

Además de los minerales que la pera posee, es un alimento compuesto por vitamina C, un elemento de gran ayuda para fortalecer nuestro sistema inmune. De allí que sirva para estimular la actividad de nuestras células, logrando combatir enfermedades infecciosas como la gripe o el resfriado.

Ayuda a perder peso

El hecho de contener fibra, hace que la pera sea una fruta ideal para perder peso. Sin embargo, algunas personas evitan comer frutas debido a la cantidad de azúcar que pueden contener y el porcentaje de calorías que representan. No obstante, la pera contiene menos de 100 calorías, lo que constituye una cantidad ideal para perder peso y lograr un cuerpo saludable.

Reduce el riesgo de cáncer

De acuerdo a las diferentes investigaciones desarrolladas por especialistas, se han comprobado que la pera y sus propiedades tienen un papel fundamental para reducir el riesgo de varios tipos de cáncer, como el cáncer de colon, de esófago y gástrico. Del mismo modo, la pera también posee antioxidantes que eliminan eficazmente diversas sustancias que pueden ser perjudiciales para el organimso.

Sin duda, una fruta muy beneficiosa para nuestra salud, que puede encontrarse en diferentes tamaños, texturas, sabores y colores, lo que le aporta un mayor nivel de variedad al momento de ser seleccionada por las personas. Aunque se considera una fruta de invierno, se ofrece en los mercados durante las diferentes épocas del año.