Habitualmente considerada como "mala hierba", es muy popular y conocida, sobre todo por sus propiedades urticantes. La planta está cubierta por pelos urticantes que al ser tocados liberan un líquido irritante que produce escozor en la piel. Lo que ya no es tan conocido es que se trata de una de las plantas que más aplicaciones medicinales posee.

La Ortiga Mayor (Urtica Dioica) es una hierba arbustiva perenne que alcanza entre 50 y 150 cm de altura, de hojas ovaladas de color verde con los bordes aserrados y flores pequeñas de color amarillo verdoso agrupadas en glomérulos que florecen a partir del mes de julio. Crece naturalmente en muchas regiones del mundo, desde regiones altas de Japón hasta los Andes. En la Península Ibérica se encuentra por todas partes y es muy abundante en la zona norte atlántica y en los pirineos. Le gustan las zonas húmedas.

Sus propiedades medicinales

A continuación os detallamos las principales propiedades medicinales de la ortiga:

  • La raíz de la ortiga es rica en taninos, lo que le proporciona propiedades astringentes.
  • La planta posee secretina, una sustancia que es de las mejores estimulantes de las secreciones estomacales, del páncreas y de la bilis, así como de los movimientos peristálticos del intestino. También contiene clorofila, ácidos orgánicos de marcado efecto diurético y es rica en vitaminas A, del grupo B, C y E y minerales como hierro, calcio, magnesio o zinc.
  • Su contenido en hierro hace que el consumo de la ortiga sea aconsejable en casos de anemia. Además, su contenido en clorofila estimula la producción de glóbulos rojos.
  • El extracto de ortiga es ligeramente hipoglucemiante, tiene propiedades bactericidas y produce efectos favorables en los tratamientos de las afecciones de la piel.

Cómo utilizarla

Veamos ahora cómo puedes preparar la ortiga para darle un uso medicinal para diferentes remedios naturales:

  • Podemos preparar un té de hojas de ortiga con 1 cucharada de hojas en 1 taza de agua caliente; cubrir y dejar reposar 5 minutos; colar y ya se puede consumir. Ayuda a la digestión y tiene propiedades diuréticas.
  • La Infusión de raíz seca de ortiga contiene taninos y ayuda en el tratamiento de la diarrea: hervir 10 minutos y beber 3 tazas por día.
  • Las hojas de ortiga se pueden comer en ensaladas, batidos verdes, purés, sopas, potajes e incluso en tortilla. Es importante lavarlas bien previamente.
  • Para problemas localizados en la piel, una opción es preparar una cataplasma empapando un paño en una infusión de ortiga y colocándolo sobre la zona a tratar; dejar actual de 15-20 minutos. Otra opción es utilizar el aceite esencial previamente diluido en otro aceite vegetal (oliva, almendras, coco) y aplicarlo directamente en la piel dejando que se absorba por completo. Se puede usar en casos de acné, espinillas, para aliviar picaduras de insectos, y para ayudar a la cicatrización de heridas y quemaduras.

Algunas contraindicaciones

Como todo ingrediente tiene algunas contraindicaciones, casos en los que desaconsejamos el consumo de este remedio:

  • El contacto directo de la planta con la piel puede producir dermatitis, ampollas o vesículas en la piel.
  • Si se toma en grandes cantidades, puede afectar a los niveles de azúcar en sangre, por lo que las personas con diabetes deben tener precaución.
  • El consumo de la ortiga puede afectar a la tensión arterial, por lo que en casos de hipertensión se recomienda consultar con un médico.
  • Está contraindicada en casos de insuficiencia renal, nefritis o inflamación de los riñones.
  • No se recomienda su consumo en el embarazo, ni tampoco durante la lactancia.