• Fuente rica en antioxidantes: Al igual que el café, las cerezas son una fuente rica en antioxidantes, que nos ayudan a mantenernos jóvenes. Pero especialmente los antioxidantes de las cerezas ayudan a la prevención del cáncer y las enfermedades del corazón. Así que podemos utilizar estos ingredientes junto al resto de alimentos antioxidantes que ya vimos en su momento en otro artículo de Hogarus.
  • Ayudan en problemas de inflamación: La artritis, las varices y la gota son problemas que vienen como producto de inflamaciones en el cuerpo, las cerezas contienen antocianinas que se conoce como una solución a la inflamación ya que la reducen. Así mismo como son antinflamatorias se recomienda para tratar lesiones o dolores por ejercicios así como entrenamientos,  o para solucionar dolores de inflamación estomacal.
  • Contienen fibra: Todos conocemos bien los beneficios de la fibra, el cómo nos ayudan a tener una buena digestión o a solucionar problemas de estreñimiento, así como que es buena para mantener la salud intestinal en general. Bueno las cerezas contienen abundante fibra que encontramos al comerlas regularmente.
  • Nos ayudan a mantenernos delgados: Como son frutas con bajo nivel de glucosa, con fibra y además bajas en calorías son muy recomendables para mantener nuestro peso ideal, y como además son muy entretenidas de comer por cuanto son frutas pequeñas, nos sentiremos saciados sin la necesidad de comer demasiadas.
  • Previenen gripes de temporada: Se conoce a los alimentos ricos en vitamina C como los que nos ayudan a combatir fiebres y gripes estacionales, y aunque generalmente esta vitamina se asocia sólo a los cítricos, esta fruta también nos ayuda a conseguir este nutriente tan necesario para prevenir resfriados. No te olvides de consumir también las cerezas durante la época invernal porque estas contienen abundante vitamina C, unida al potasio, hierro, ácido fólico entre otros nutrientes, unos nutrientes muy interseantes unidos a las vitaminas que siempre ayudan a cuidar nuestra salud.

Sin duda de lo más interesante que esta rica fruta puede tener para nosotros son los efectos antinflamatorios que los pacientes de artritis pueden sentir tras comer cerezas, así como las personas que sufren de dolores en las articulaciones como padecimientos de espalda o contusiones momentáneas.

No dejemos de consumir cerezas durante buena parte del año, pues además de tener todos estos beneficios para nosotros es fácil de llevar a todos lados y de comer discretamente en todo lugar, por lo que es parte perfecta de aperitivos y meriendas saludables.