Esta curiosa planta crece espontáneamente  en zonas áridas y rocosas es originaria de Provincia del Cabo (Sudáfrica) y zonas tropicales como Sudamérica, el Caribe, Centro y Sudamérica, China, Tailandia, Camboya, Pakistán o Texas,…etc.  Es una planta herbácea de hojas perennes y alargadas que albergan gran cantidad de jugo. Su disposición se encuentra en forma de mata. Una de las características principales del aloe vera es que al contrario de otras plantas expulsa oxígeno durante la noche.

Se sabe que existen más de 200 sustancias dentro del jugo de la Aloe Vera que  ayudan a nuestro organismo cuyas  propiedades son antisépticas y antibióticas. Sobre todo su uso ha estado muy vinculado a tratamientos con la piel aunque no son los únicos que existen.

El aloe vera es una planta con numerosas aplicaciones medicinales

Sus principales propiedades medicinales

  • Esta planta nos puede ayudar a la acidez de estómago  ya que reduce normaliza el pH y el equilibrio de las bacterias gastrointestinales y genera a su vez una mucosa intestinal capaz de regular el funcionamiento general.
  • Tiene capacidad rejuvenecedora ya que aumenta la producción de células fibroblásticas y el colágeno con la consecuente aparición de arrugas.
  • Es capaz de ayudar a la inflamación de articulaciones de la artritis ya que aumentan el líquido sinovial, lubrica las articulaciones y  alivia el dolor gracias a su contenido analgésico.
  • También es utilizada para el reuma.
  • Quizás sea menos conocida su capacidad de ayuda al asma y a la caída del cabello. 
  • Es muy utilizada para la cicatrización de heridas y coagulante gracias a su contenido de calcio, potasio y celulosa.

Numerosos estudios aseguran también su capacidad de reducción de los niveles de colesterol y es infalible para reducir la placa bacteriana dental. Increíblemente se asegura que su consumo es capaz de normalizar la tensión arterial en semanas. Es el mejor aliado para tu piel por su capacidad de hidratación, ayuda a las manchas…entre otras muchas.