Al igual que la mayoría de los perros y gatos, los pájaros tienen momentos en los que mudan sus plumas, pero también al igual que nuestros peludos amigos, los pájaros pueden mostrar un plumaje más apagado o sufrir la pérdida de las plumas en momentos en los que no corresponde. Esto puede ser debido a una enfermedad producida por parásitos o a una caída de las defensas. También es un síntoma de estrés y debe de ser el veterinario el que examine al animal y trate de encontrar el origen del problema para poder ofrecernos una solución.

La zona en la que no hay plumas o estas son muy cortas, se deja ver la piel del ave la cual también puede presentar problemas como costras, erupciones o descamaciones que deben de ser vigiladas.

La comida y el agua, dos buenos indicadores de salud

Un pájaro que normalmente come con apetito pero que de repente comienza a mostrar apatía hacia la comida, o que muestra un inusual interés por el agua puede estar mostrando los primeros síntomas de una enfermedad. Es conveniente poner siempre las mismas cantidades de alpiste en el comedero para de esta manera saber si el ave come más o menos de lo normal y, si no es algo casual de un día sino algo que se prolongue, poder consultarlo con el veterinario.

De igual modo que se controla lo que entra, hay que vigilar lo que sale, es decir, las deposiciones.  Se debe de comprobar  que nuestro alado compañero hace sus necesidades con regularidad y que estas tienen la consistencia habitual.

La falta de vitalidad, la apatía y los cambios en el comportamiento del pájaro pueden ser síntomas de que algo comienza a ir mal en su organismo. Si además de esto comenzamos a percibir una mirada apagada, legañas o que el ave respira con el pico abierto y con dificultad estará claro que algo falla en su cuerpo y que es necesario que lo examine un profesional.

No olvides que al igual que ocurre con el resto de mascotas, es imprescindible que el veterinario le realice controles regulares para comprobar que todo está bien, incluso en aquellos detalles que a nuestros ojos pueden pasar fácilmente desapercibidos.