Para estar preparados, lo mejor es saber cuáles son los problemas más frecuentes que nos podemos encontrar y tener siempre a mano el teléfono del veterinario para lo que pueda ocurrir.

  • Estrés en la perra: Hay ocasiones en las que nuestro exceso de celo puede causar estrés al animal. Nos empeñamos, por ejemplo, en que tiene que parir en el fantástico  lugar que nosotros hemos preparado, cuándo ella ya ha escogido otro sitio o la agobiamos con todo tipo de caricias y mimos en un momento en el que por instinto, es habitual que prefiera estar sola o al menos tener su espacio.

Si no se presentan problemas durante el parto, lo más recomendable es dejar que la perra actúe sola. Ya tendremos tiempo de tocar los cachorros, de ver lo bonitos que son y de sacar todo tipo de fotografías.

  • Que no se produzcan las contracciones. Si vemos que la perra está mal, con síntomas de parto pero no tiene las contracciones necesarias para expulsar a los cachorros, es posible que estemos ante un caso en el que sea necesaria una cesárea.

Hay que llamar rápidamente al veterinario y tomar las medidas que él estime oportunas o bien para causarle las contracciones o bien para intervenir lo más rápido posible.

  • Saber si ha expulsado a todos los cachorros. Entre el parto de un cachorro y del siguiente, en ocasiones transcurren más de dos horas. Una perra primeriza con una gran camada puede estar más de veinticuatro horas de parto. Lo mejor en estos casos son las ecografías previas, ya que nos permiten saber cuántos perritos traen la hembra. Ante la duda es necesario realizar una nueva prueba.
  • La hembra no muestra instinto materno. La naturaleza es sabia pero no es infalible. Aunque lo normal es que una perra sepa qué hacer con sus crías por instinto, en algunos casos esto no va a ser así y ni tan siquiera cortarán su cordón. Es importante que el veterinario nos explique, antes del parto, cómo actuar si sucede esto.

En los casos más graves incluso puede negarse a darles de mamar lo que hará muy complicada la supervivencia de los cachorritos.