En este sentido, si estás diseñando tu jardín o tienes dificultades para efectuar un riego eficaz en tu plantación, es conveniente revisar las formas básicas para administrar agua a tus plantas, a fin de seleccionar la que más se adapte a tus condiciones y a las de tu siembra.

Con manguera

Aunque es el método más utilizado para efectuar el riego en los jardines, es quizá uno de los más ineficaces. Como desventajas, encontramos que unas zonas reciben menos agua que otras y la falta de practicidad en el manejo de las mangueras. Sin embargo, todo depende de la forma en que hagas el riego con este utensilio.

Con aspersores

Esta modalidad de riego es bastante eficaz, con un alcance de 6 metros aproximadamente en la administración de agua, logrando un efecto más uniforme. Los aspersores se agrupan en dos conjuntos: los emergentes, que se activan con la presión del agua y se cierran cuando termina el proceso, y los móviles, que se ubican en una especie de manguera y tienen mejor movilidad. Es un método más automático y fácil de ejecutar.

Riego con aspersores

Con difusores

Los difusores son muy parecidos a los aspersores, con la diferencia de que no proyectan el agua a una distancia mayor de 3 metros, es decir, son más pequeños. Todos los difusores se activan de acuerdo a la presión del agua, y se recomiendan en aquellas zonas pequeñas del jardín.

Subterráneos

Es un procedimiento más moderno que comporta diferentes ventajas. Se trata de tuberías enterradas en el suelo, con pequeñas perforaciones para un riego controlado, en función del tipo de superficie y de la cantidad de agua que necesite la planta. Tienen un nivel de duración más alto, son más estéticos y permiten que el suelo se mantenga seco en su parte externa.

Por goteo

Consiste en un sistema de riego muy eficiente que garantiza la permanencia de la humedad en el suelo, pero sin llegar a encharcarlo. Podemos describir esta forma riego como lenta, pero constante. Existen dos tipos: los integrados, que se conectan directamente a la tubería para generar el goteo, y los de botón, que se activan pulsando un dispositivo. Son ecológicos, ya que ahorran agua.

Riego por goteo

Con cintas de exudación

Consiste en tuberías en forma de cintas, fabricadas con materiales porosos, que permiten hacer una especie de riego muy parecido al de goteo, ya que contribuyen a mantener el suelo húmedo. Son idóneas para los cultivos en línea porque el agua se administra en una dirección, pero requieren de mantenimiento para que no se enreden con las plantas.