Los malos hábitos en la dentadura de tu hijo a temprana edad solo darán como resultado un mal cuido ya en sus dientes permanentes en el futuro. No importa si son dientes de leche, se les deben tener bajo cuido constante del odontólogo y se le debe enseñar al niño a cuidarlos ya cuando este tiene mas edad.

Los síntomas de la aparición de los primeros dientes duran un par de días y pueden ir acompañados de salivación intensa, irritabilidad, inflamación en las encías, comezón haciéndolos morder todo lo que encuentran. Según algunos estudios hay un porcentaje de niños que no presentan ningún síntoma y pueden pasar esa etapa con normalidad, alivio para los padres ya que no tendrán que desvelarse mucho. Recordemos que los dientes serán agentes extraños para los niños y podrían serle molestos al principio, haciendo que se irriten con cualquier cosa.

Algunos de los síntomas como la diarrea, goteos nasales o fiebres no se le atribuyen a la dentición y podrían ser síntomas de una enfermedad y mas si estos duran mas de 24 horas. Muchos padres cometen el error de atribuirle estos síntomas al proceso de la dentición, pero todo se debe a las mismas molestias del bebé ya que muchas veces para aliviar el dolor se llevan muchas cosas a la boca pudiendo infectarse de cualquier enfermedad.

Otro punto a tomar en cuenta es cuando la dentición tarda más de lo normal. Los dientes salen entre el cuarto y séptimo mes de edad. El que se tarde unas semanas mas no hay problema pero si han pasado 18 meses y tu bebé todavía no presenta sus dientes de leche, lo mas recomendable es que acudas a tu doctor mas cercano y le comentes este problema para que te diga que puedes hacer. No es que sea algo de gravedad, es solo por precaución y estar al tanto del desarrollo de tu hijo.