Aunque cada esguince es diferente, y no podemos señalar con precisión cómo proceder ante cada uno, sí es posible mencionar al menos cuatro formas de proceder si hemos sufrido un esguince.

Inmovilización

Como siempre, la inmovilización será lo primero que debemos hacer, ya que si seguimos lastimando la zona podemos agravar la lesión. Además, no sabemos cuál ha sido el gradodel esguince, por lo tanto debemos prevenir que empeore. Esta inmovilización podemos hacerla con vendas, a fin de comprimir la zona afectada, o solo disminuyendo el movimiento de las articulaciones que hayan sufrido el daño.

Ahora bien, si consideramos que podemos realizar algunos movimientos, es preferible que la inmovilización no sea completa, porque de este modo obligamos a nuestro cuerpo a recuperarse más rápidamente. Todo dependerá del grado del esguince y de la intensidad del dolor que podamos sentir.

Aplicar frío en la zona inflamada

La crioterapia (utilización del frío con fines terapéuticos) es una de las técnicas más recomendadas para tratar los esguinces, ya que previene la hinchazón o contribuye a disminuirla, además ayuda a reducir el dolor. No obstante, el uso del frío debe limitarse, porque si abusamos de él, puede dañar los tejidos.

Para aplicar el frío podemos usar diversas técnicas, pero el uso de compresas es bastante recomendado para llevar a cabo esta iniciativa.

Eleva la zona lesionada

Algunos especialistas recomiendan elevar la zona lesionada a una altura que vaya por encima de la ubicación del corazón, esto permite que la sangre circule de una mejor forma, y no se acumule en la zona afectada, de modo que así podemos combatir la inflamación.Esta práctica es conveniente cuando el esguince se ha producido en las extremidades inferiores.

Consume medicamentos para el dolor

Si el dolor es muy intenso, puedes tomar algún medicamento como el ibuprofeno, que contribuirá a calmarlo, para que puedas descansar durante unas horas y posteriormente acudir en busca de ayuda. En todo caso, estas prácticas son solo para posponer la visita al médico, pero es casi obligatorio que acudas por una revisión exhaustiva.