Siguiendo con la opción de operar en tu banco una de las cosas a averiguar es si puedes operar tú mismo o las elecciones las realiza el equipo de expertos que proporciona el banco. Si te permite operar individualmente, se realiza por internet a través de una plataforma.

Un primer análisis de cifras

Para tener una idea exacta de la cifra mínima basta con entrar en las páginas de los bancos y acceder al link de inversiones y se tendrá la información actualizada sobre todas las inversiones disponbiels. Para ponernos con nuestra primera inversión bastará con elegir una de ellas como candidata final. Nada impide que comencemos con lo mínimo hasta tanto conocer los movimientos del mercado, pero, no seamos ingenuos, ningún broker presta mucha atención a las inversiones pequeñas porque dan poca comisión, salvo que sean inversiones en conjunto donde todos invierten en la cartera teórica de los bancos y ahí, sea poco o mucho, los expertos se preocupan por atender las variaciones del mercado, lo que varía en estos casos son los porcentajes de ganancia ya que son proporcionales a lo invertido.

Si elegimos invertir solos, un mínimo de 15.000 euros es un importe interesante que será atendido con gusto por brokers independientes.

Es necesario un análisis de las primeras cifras

Las acciones que conviene adquirir son las de Repsol, Banco Santander, IBEX35, Endesa, OHL, Ferrovial, Telefónica y Mapfre. Se aconsejan estas empresas por su liquidez en el mercado, es muy difícil que pierdas si inviertes allí. La inversión no tiene que ser en una sola empresa sino que elige un porcentaje para cada una, antes de decidir haz un pequeño estudio de mercado para ver su histología y luego planifica los porcentajes.

¿Qué ganancias puedo esperar en mi primera inversión?

Eso va a depender de tu pericia para entrar y salir del mercado en el momento justo, es por eso que se aconseja estudiar los movimientos del mercado para equivocarse lo menos posible.

Es una buena política dedicarse a estudiar antes de comenzar con las inversiones propiamente dichas, hay mucha información en internet, hay cursos online y también presenciales en lugares específicos. Algunos son pagos y otros gratuitos, sólo falta que tomes de decisión de abocarte al estudio.