El yogur es uno de los alimentos que se recomienda introducir con cuidado en la dieta del bebé porque se trata de otro lácteo y puede ser complejo de digerir para los chiquitos. Pero ¿cuáles son los yogures que mejor van con la dieta del bebé?, veamos algunos datos útiles para saberlo.

Revisa el contenido de azúcar

Al comparar los alimentos preparados para el bebé una de las primeras cosas por supervisar es el contenido alimenticio de cada comida, y en el caso del yogur es recomendable revisa el contenido de azúcar, porque es uno de los alimentos donde se abusa del dulce o de lo jarabes industriales.

Decídete por las opciones más saludables como es el caso del yogur natural o los reducidos en azúcar (que no contengan aspartame), para que así los niveles de azúcar en el bebé provengan de fuentes naturales como las frutas y compostas, no de productos comerciales.

Evita los yogurs para bebé

Se elaboran con leche de continuación que es un alimento diseñado para consumirse después de la fórmula, pero cuando se fabrican yogures con ella el contenido nutricional no resulta ser el más adecuado, y como lo señalamos recién, el uso de azúcar y jarabes es elevado, lo cual aporta calorías extras al bebé que no necesita.

Revisa muy bien las etiquetas de los productos y si el contenido de azucares es elevado, el de nutrientes poco y los conservadores altos, es mucho mejor evitar este tipo de yogures que aunque se promocionan como saludables, en sus etiquetas nutricionales nos dan una información bastante diferente.

Prepara el yogur en casa

Pero sin duda lo hecho en casa es lo más sano que puedes dar a tu hijo, y afortunadamente hacer yogur no es difícil, basta con seguir una guía o video para saber cómo hacer un rico yogur casero para el bebé y así asegurar que su alimentación sea la más natural. A continuación te dejamos con un ejemplo.

Aunque claro está, si notas alguna reacción desfavorable en el pequeño de inmediato elimina el consumo de yogur en la dieta e incorpóralo de nuevo solo cuando el médico lo indique.