Así, mencionaremos algunas ideas básicas para prevenir la aparición de plagas en el jardín, que pueden llevarse a cabo regularmente y no comportan una gran inversión de dinero, ni requieren de mucho tiempo para ejecutarlas.

Revisión constante

La revisión constante es la principal forma de prevenir una invasión de plagas. Se trata de examinar con cierto grado de detenimiento la evolución de las plantas y la presencia de algunas plagas, la cantidad de éstas, la ruta que han tomado, el grado de afectación que tienen sobre la planta, etc. Así, por ejemplo, si notas la presencia de un gusano, lo retiras y al siguiente día encuentras otro, es momento de tomar decisiones más drásticas, como aplicar insecticidas.

Orden y limpieza

El orden y la limpieza son elementales, porque al retirar hojas secas y materia inorgánica que sirve para albergar insectos en el suelo, estarás reduciendo considerablemente las posibilidades de ser invadido por cualquier tipo de alimañas. Además, si tu jardín está ordenado, será más fácil darte cuenta de la presencia de una invasión o amenaza para el jardín.

Tratamientos con insecticidas

La utilización de insecticidas puede hacerse de forma preventiva o como método de eliminación de plagas. Si identificas una amenaza muy peligrosa, es momento de aplicar algún producto sobre la superficie en riesgo de ser afectada. Procura utilizar insecticidas ecológicos, ya que por su composición permiten un mejor grado de efectividad y a la vez no afectarán a la planta en cuestión.

Airear el suelo

Airear el suelo, permite observar con mayor facilidad cualquier tipo de insectos que ronden la zona. En este sentido, al limpiar y rastillar para retirar las hojas, tendrás un suelo despejado, donde será muy fácil detectar la presencia de cualquier tipo de plagas.

Tapa agujeros

Si observas agujeros en los árboles o el suelo, puedes encargarte de neutralizar cualquier efecto negativo para tu jardín, tapándolos con algodón u otro material impregnado de insecticida. Es una tarea preventiva muy sencilla y eficaz.

Utiliza cintas con pegamento

Cuando la invasión de la plaga está iniciándose, tienes tiempo de neutralizarla, colocando cintas con pegamento de forma invertida sobre árboles o plantas con tallo grande. Esto funcionará como una especie de trampa para insectos rastreros e impedirá que pueblen tu jardín. Como ves, se trata de tareas muy fáciles que impedirán una invasión de plagas a largo plazo.