Es importante antes del embarazo chequear la condición física de la mamá para evitar riesgos, evaluar hábitos alimenticios, rutinas físicas, trabajo y horas de sueño. Es bueno hacer lo posible por cambiar malos hábitos como fumar, beber alcohol y llevar una vida desordenada en general. También es conveniente si se tiene alguna enfermedad comprobar que ésta esté estable antes de embarazarse. De poseer alguna estas enfermedades se debe avisar al médico para que las tenga en cuenta al momento de medicar o aconsejar sobre lo que la embarazada tiene que hacer. Estas enfermedades a tener en cuenta son: artritis, anemia, desnutrición, asma, cáncer, trombosis venosa, enfermedades cardíacas, epilepsia, diabetes, hepatitis, herpes, presión arterial alta, enfermedades renales, lupus, tiroides, infecciones urinarias, etc. También conviene indagar sobre los antecedentes familiares, enfermedades congénitas y toda aquella información que brinde un panorama lo más detallado posible de la madre.

Cuide la alimentación previa al embarazo para tener las vitaminas necesarias

Importancia de los buenos hábitos antes del embarazo

El CIGARRILLO debe ser dejado por lo menos un año antes de embarazarse para que el cuerpo tenga tiempo de desintoxicarse. El humo de cigarrillo dentro del cuerpo de la mamá trae diferentes dificultades en el bebé. Entre ellas crea una capa que aísla al bebé de la nutrición que recibe a través del cordón umbilical. Hay estudios que demuestran que el cigarrillo produce abortos espontáneos, bebés con bajo peso, nacimientos prematuros, labio leporino o paladar con hendiduras, muerte súbita y asma.

En cuanto al ALCOHOL está comprobado que afecta directamente el crecimiento del bebé ya que se mueve en el torrente sanguíneo y llega a la placenta. Los niños que nacen de mamás que ingieren cantidades importantes de alcohol tienen más posibilidades de tener malformaciones, tendencia a ser alcohólicos, poca capacidad intelectual, problemas de aprendizaje y de comportamiento.

En cuanto a las pastillas anticonceptivas se pueden dejar un mes antes de comenzar a buscar el embarazo porque no tienen efecto secundario sobre el bebé.

Reforzar el consumo de cítricos para incorporar al organismo vitamina C y ácido fólico, algunos médicos prefieren incorporar complejos multi-vitamínicos antes de embarazarse porque el embarazo significa un esfuerzo importante para el cuerpo de la mamá y tiene que estar lo más fuerte posible antes de comenzar con este camino hermoso que es la maternidad.