1. Con leche condensada

El arroz con leche es rico de varias maneras, pero si eres fan de la forma más rápida de hacer las cosas, este tipo de postre te va encantar porque no necesita de minutos extras de cocción o de secretos de cocina para disfrutar de un arroz que encanta a todos.

Para hacer un arroz con leche condensada solamente necesitas preparar tu arroz de manera regular pero agregarle además 1 taza de agua extra y una vara de canela. Pon el arroz al fuego y quítalo una vez que esté abierto y cocinado. Notarás que no está seco sino con un poco de agua y eso es perfecto. Endulza a tu gusto con leche condensada agregándola de forma envolvente. Deja reposar por unos minutos antes de servir. Es delicioso y muy cremoso.

2. Con la olla de cocimiento lento

Las ollas de cocimiento lento o slow cook se han popularizado y no en vano, ya que su uso no se limita a meros estofados, sino que los cocineros de todo el mundo han creado sorprendentes recetas para esta herramienta de cocina. Así mismo ha pasado con el arroz con leche.

Agregando a la olla de cocimiento lento ¾ de taza de arroz, 3 tazas de leche, así como ½ taza de azúcar y una cucharadita de canela, podemos tener de la noche a la mañana un arroz con leche denso, rico y cremoso, que se puede adornar con pasitas o arándanos secos.

3. Con leches vegetales

Como postre vegano el arroz con leche vegetal es delicioso, pero en definitiva hay varias formas de hacerlo para que este salga rico y cremoso. En primer lugar es necesario escoger bien la leche, ya que la leche de arroz es ligera y no le aporta cuerpo. La leche de soya tiene un sabor muy fuerte que no va bien con el gusto ligero del arroz.

La leche vegetal que más lindo le combina al arroz en definitiva es la de coco, ya que el gusto que adquiere es sutil, la cantidad de grasa (grasa saludable no saturada) que contiene la leche le aporta cremosidad, y la blancura del arroz lo hace lucir como un postre muy suntuoso. Además, complementar el arroz con leche de coco con trocitos de piña o mango, hacen un postre tropical delicioso para el verano.

Para preparar arroz con leche de coco solo necesitas 1/3 de taza de arroz, 1 taza de leche de coco y 2 tazas de agua, así como canela o cáscara de limón. Cocínalos de forma regular a fuego lento por lo menos media hora y disfruta.