Paletas de helado frutales

Con la ayuda de tu licuadora has un agua fresca de tu fruta favorita o una limonada simple endulzada a tu elección con edulcorantes bajos en calorías. Toma fruta picada y llena hasta la mitad moldes para paletas o vasitos de plástico con la fruta. Termina de llenar con el agua fresca. Cuando la congelación esté por terminar introduce los palitos para tener ricas paletas de helado frutales.

Paletas de helado con frutas

Tartaletas de frutas

Ahorra calorías al usar un dacquoise de almendra endulzado con stevia como la base de las tartaletas. Bate hasta punto merengue 4 claras de huevo y agrega con la ayuda de una espátula cuidadosamente 50 gramos de stevia, y 150 gramos de almendra en polvo. Forma pequeñas placas con el dacquoise, del tamaño que desees las tartaletas y hornea a 180 centígrados hasta dorar. Cubre con un poco de nutella, crema pastelera o queso filadelfia cada dacquoise y agrega abundantes frutas frescas.

Tartaleta con frutas

Gelatinas de frutas

Hacer gelatina con frutas suena fácil pero tiene un secreto para que la fruta no se oxide por el efecto caliente del agua donde se prepara la gelatina. Corta frutas frescas a tu elección, abundantes y con sabores que combinen. Prepara una gelatina light y deja enfriar hasta que esté a punto de cuajar, justo en ese momento agrega las frutas. Si lo deseas puedes usar gelatina sin sabor y sustituir media taza de agua por sidra de manzana espumosa.

Gelatina con frutas

Manzanas horneadas

Toma una manzana y saca su centro. Colócala en un recipiente para horno y en el hueco que ha quedado en el centro rellena con canela, azúcar moreno y media cucharada de mantequilla. Lleva al horno de microondas o convencional hasta que la manzana se ablande y suelte sus jugos. Si deseas puedes omitir la mantequilla y usar stevia o jarabe de agave para reducir las calorías.

Manzanas horneadas

Estos ricos postres además de frescos y saludables se pueden comer aun estando en plena dieta, pero evidentemente, es necesario que controlemos su consumo porque aun siendo bajos en calorías el disciplinar nuestra ingesta de alimentos es uno de los secretos para mantenerse delgado y saludable siempre.