Turquía es una tierra de ensueño y, por supuesto, sus playas son soñadas, el agua, la arena y el color del cielo simulan paisajes caribeños en tierras lejanas. Si buscas disfrutar del verano recuerda estas costas y vivirás una experiencia inolvidable.

  • Playas en Fethiye en el suroeste de Turquía hay un grupo de playas donde la más famosa es, seguramente, la laguna de Ölüdeniz donde podrás relajarte y practicar parapente. Una verdadera maravilla en el Mar Egeo. En otro sector de Fethiye encontrarás a Kelebekler Vadisi que significa “Bahía de las Mariposas”, con una geografía particularmente bella.

Playa de Fethiye

  • Dalyan Iztuzu es una playa muy bonita con una arena muy fina y cercana a Dalaman. Es una barrera entre el Mar Mediterráneo y el Delta del Río Dalyan. Este lugar es una zona de crianza de tortugas por eso ingresar a la playa implica conocer una serie de normas estrictas que hay que respetar para no interferir con este hecho natural de la cría de la tortuga.

Dalyan Iztuzu

  • Kas y Kalkan gozan de la preferencia de muchos visitantes y lugareños ya que son unos 20 km de playas doradas, naturales y con aspecto virgen. Casi no hay restaurantes ni bares sólo algunos vendedores aislados vendiendo algún que otro bocadillo junto al ofrecimiento de sombrillas que se alquilan. Por todas estas razones estas playas son ideales para turismo aventura con el agregado de grandes olas para surfistas.

Playa de Kalkan

  • Playa de Cleopatra cuenta la historia que Cleopatra venía a esta isla con Marco Antonio para tomar sol y bañarse. El nombre real de esta isla es Sedir pero se la conoce como Playa de Cleopatra. Para los que gustan de la arqueología esta isla está llena de ruinas antiguas y de ciudades con historias.

Playa de Cleopatra

  • Playa de Olympos en este lugar, que tiene gran trascendencia arqueológica con las ruinas de Olympos y grandes yacimientos arqueológicos que aún están a medio descubrir, se crían tortugas al igual que en Dalyan Íztuzu por lo que es un sitio protegido, agreste y salvaje.

Playa de Olympos

  • Cataratas Düden este lugar impresionante e imponente está dividido en dos partes: la cascada Düden superior, a 14 km tierra adentro y la cascada Düden inferior que podéis ver en la imagen de abajo que deja sus aguas sobre el Mar Mediterráneo.

Cataratas Duden

  • Playa de Patara con una geografía intensa estas playas se hacen desear pero es un verdadero premio para los que logran sortear las dificultades. Virgen y rústica estos 18 km de playa blanca y agua cristalina es una especie de regalo de Papá Noel ya que es la tierra donde nació San Nicolás.

Playa de Patara

  • Bahía de Kekova este lugar surge luego de sumergirse bajo el mar la ciudad de Simena. Con aguas transparentes, aquí pueden apreciarse las ruinas de los edificios antiguos. Es el sitio adecuado para disfrutar del sol, la playa y el mar.

Algunas ruinas en la bahía de Kekova

La geografía de Turquía ofrece sus tres mares distintos: el Negro, el Egeo y el Mediterráneo con sus climas variados, que hacen de estos parajes lugares inolvidables. Cada playa con sus características ofrecen sus bellezas a los turistas y lugareños que logran allí el descanso esperado.