Las más cercanas

  • Ostia Antica. De todas las que se pueden encontrar en los alrededores de Roma, la de Ostia Antica es la playa más famosa. Está a unos 30 kilómetros de la capital italiana y es accesible mediante transporte público, por lo que además de disfrutar del mar, podremos ahorrar tiempo y dinero en nuestra excursión. Es perfecta para ir en familia ya que tiene todo tipo de instalaciones como áreas recreativas, zonas deportivas, duchas o aseos. Es una de las zonas más animadas que hay en esta localidad ya que está repleta de bares y restaurantes que se disponen a lo largo del litoral.

Playa de Ostia

  • Anzio. Esta localidad costera de los alrededores de Roma es un bonito pueblo pesquero que ofrece a los turistas la posibilidad de bañarse en un cálido mar Tirreno y tomar el sol sobre una fina arena dorada. Además de que todo el litoral de Anzio está repleto de restaurantes donde sirven el mejor pescado de la Península, aquí se pueden practicar todo tipo de actividades acuáticas.

Playa de Anzio

  • Nettuno. Junto a la playa de Anzio encontramos otro destino costero muy demandado por los viajeros que visitan Roma, la playa de Nettuno. Está a unos 60 kilómetros de la capital y es una de las más turísticas. Cuenta con todo tipo de instalaciones y el equipamiento más completo, ya que es posible alquilar sombrillas y tumbonas además de disponer de aseos y duchas. Es la favorita por los amantes del surf y de otros deportes acuáticos ya que su oleaje suele ser más intenso que en otras zonas como la de Anzio u Ostia Antica. Recomendamos que después de nuestra jornada de playa, vayamos a recorrer las estrechas y empedradas callejuelas de la localidad que nos trasportarán hasta la época medieval.

Playa de Nettuno

  • Fregene. Otra de las poblaciones marítimas próximas a Roma y con acceso mediante transporte público es la playa de Fregene. A diferencia de la de Ostia Antica que durante los meses estivales está repleta de turistas, la de Fregene está menos masificada y permite mayor tranquilidad. Está a tan sólo 35 minutos del corazón de la capital italiana y flanqueada por abundante vegetación donde los pinos son los protagonistas. Aquí se pueden hacer todo tipo de compras y tomar un refrigerio en los comercios más exclusivos y con glamur de la costa romana.

No te pierdas…

  • Sperlonga. Si no nos importa alejarnos un poco de la ciudad de Roma, podemos visitar la playa de Sperlonga. Está a 114 kilómetros de la población de Nápoles y a unos 125 kilómetros de la capital, por lo que es un destino vacacional perfecto si nos situamos en una de estas dos ciudades italianas y bien comunicado, ya que se puede acceder desde Roma en tren a la playa de Sperlonga. Ideal para ir en los meses estivales donde las terrazas de los numerosos bares que recorren el litoral están llenos de turistas que quieren degustar los mejores platos de la gastronomía del país. Ha sido considerado una de las localidades italianas más hermosas, y es que especialmente cuando cae la noche, las casitas blancas situadas frente al mar quedan iluminadas ofreciendo una estampa preciosa.

Zona de Sperlonga, de las mejores playas cercanas a Roma