Sin embargo, cuando llega el buen tiempo y nos preparamos para ir a tomar el sol, nuestros peludos deben de quedar atrás ya que en la mayoría de las playas de España no está permitido que los perros puedan pasar, incluso si van con correa.

Se trata de una ley realmente discutible y son muchos los que la consideran injusta, pero lo cierto es que está ahí y solo quedan dos remedios: buscar una pequeña cala donde no haya nadie para poder ir con tu mascota o dar un repaso a la lista de playas caninas de España.

Las playas que permiten perros

Realmente no son muchas las playas que permiten canes en España, pero cada vez son más y poco a poco comenzamos a encontrarlas por toda la costa.  En el Mediterráneo hay aproximadamente una docena de playas específicas para perros, pero en el Cantábrico tan solo hemos encontrado la de Berria, en Santoña, que además tiene restricciones ya que solo se permite que los peludos acudan antes de las diez de la mañana o después de las ocho de la tarde.

Perros en la playa de Berria

En Galicia existen dos playas en O Grove que también aceptan perros, las únicas en el litoral Atlántico.

Los propietarios de perros debemos de dar ejemplo

Aquellos que amamos a los animales y a nuestros perros debemos de ser los primeros que demos ejemplo y que demostremos que es posible la convivencia de canes y personas en un mismo arenal.

Para empezar es importante que nos aseguremos de recoger cualquier caca que el animal pueda hacer por accidente y asegurarnos de que por norma realizan sus necesidades fuera del arenal.  Además, debemos de evitar dejarlos sueltos y que de este modo puedan molestar a las personas que toman el sol o a los niños que juegan.

Si nos comportamos de forma cívica podemos exigir mayores derechos. Si la experiencia de estas playas abiertas a los perros es positiva, es seguro de que se abrirán otras muchas, ya sea en horario restringido o de forma totalmente accesible.