En este artículo diremos cuales plantas no se deben ingerir durante el embarazo ya que podrían perjudicar la salud del bebé. Posiblemente remedios naturales tan inofensivos y muy buenos para nuestro organismo como la sábila, cuando se está embarazada puede traer muchas consecuencias negativas. Es por esto que debemos de tener mucha precaución y te diremos cuáles son esas plantas y lo que pueden causar si las ingieres.

Medicina natural que deben evitar las embarazadas

El ajenjo por ejemplo es muy bueno para tratar los problemas menstruales pero si lo toma alguien que esté embarazada podría presentar sangramientos o causar anormalidades en el feto y también puede llegar a él a través del pecho de la madre al darle de comer. El eucalipto también puede ser riesgoso al causar los mismos síntomas que el ajenjo. El fenogreco puede causar también contracciones uterinas si se consume y causar peligro para el feto y la madre.

Por su lado la mirra se usa en muchos casos de problemas respiratorios como el asma, pero si se ingiere estando embarazada podría causar contracciones uterinas, este efecto también lo tiene el uso de la sábila o aloe vera. Este último aunque se usa para tratar diferentes padecimientos no se recomienda usarse estando embarazada. Incluso algo tan inofensivo como el apio no es recomendado en grandes cantidades durante el embarazo, por otra parte tenemos el perejil que por sus propiedades solo se recomienda en dado caso para dilatar al momento de dar a luz.

Algunos podemos comerlos pero no en exceso. El ajo tiene entre sus cualidades el de anticoagulante sanguíneo, se recomienda comerlo solo 1 vez al día. La alcachofa también puede comerse por lo menos una vez al día pero no en abundancia. También con el café debemos de tener cuidado ya que el café, té negro o él te rojo se ha comprobado que ingerirlos más de 3 veces al día puede causar abortos espontáneos. Incluso cosas dulces como la frambuesa no deben tomarse a la la ligera ya que estas estimulan la actividad en el útero.