Estos remedios caseros nos ayudaran a limpiar de forma natural las vías respiratorias haciéndonos más fácil la expulsión de las molestas flemas. La tos es el recurso que el cuerpo usa para poder sacar cuerpos ajenos de su interior, pero si estamos en el trabajo o escuela la tos puede llegar a ser molesta e incómoda además de que lastima nuestra garganta.

Estos son los principales remedios naturales que puedes usar para la flema gracias a mezclar varias plantas medicinales con diferentes ingredientes que constituirán un tratamiento eficaz para estos problemas de mucosidad:

  • Infusión de orégano y miel: por sus cualidades expectorantes esta combinación es el compañero ideal si queremos combatir la molesta tos y flemas. Lo que necesitas hacer es poner a hervir una taza de agua, cuando ya este lo suficientemente caliente agregaras el orégano seco o fresco y déjalo reposar por unos 5 minutos aproximadamente. A la bebida caliente que ya cuenta con todas las propiedades del orégano le puedes agregar un poco de miel para endulzar y debes tomar dos tazas al día, una por la noche y otra por la mañana. Recuerda que también entre las aplicaciones medicinales de la miel encontramos que es ideal para reducir la mucosidad y para problemas como el resfriado.
  • Leche y jengibre: podría ser una opción para niños o incluso adultos que no gustan de remedios con sabores amargos o fuertes. El jengibre al igual que el orégano tiene propiedades expectorantes y al unirlo con la leche nos ayudara a expulsar el exceso de mucosidad ósea flema que tengamos. Solamente raya un trozo de raíz de esta planta medicinal fresca, que recordaremos que el jengibre ayuda a respirar mejor, esto añádelo a una taza de leche caliente por esto se recomienda que se tome antes de ir a dormir.
  • Limón con miel: este remedio es alto en vitamina C, esto nos ayudara a aumentar las defensas de nuestro cuerpo que a causas de la enfermedad se encuentran bajas. Sin duda el limón cuenta con varias aplicaciones medicinales que pueden servirnos también para tratar problemas de mucosidad como sucede con la flema. Solamente tienes que exprimir un limón y mezclarlo en una taza de agua caliente. Puedes endulzarlo con miel y tomarlo así caliente ya que funcionara mucho mejor para las flemas.
  • Eucalipto: este remedio es más bien una sesión relajante donde inhalaremos las propiedades del eucalipto. Tendremos que colocar un puñado de hojas de eucalipto en un litro de agua y ponerlo a hervir, saca del fuego y ponte sobre la olla para aspirar los vapores lentamente. El eucalipto es ideal para respirar mejor y siempre resulta un ingrediente natural al que podemos recurrir al igual que las otras plantas medicinales que ayudan a reducir la flema.