Mucha gente conocedora de jardinería está familiarizada con el tipo de plantas que son venenosas, como el roble venenoso o la hiedra venenosa, entre otras. Sin embargo muchos de nosotros poseemos plantas en nuestro hogar o jardín, sin saber que pueden llegar a hacer tóxicas  y causar ciertas reacciones alérgicas.

Tipos de plantas irritantes

Hay gran variedad de plantas irritantes, incluso plantas muy comunes como las rosas, o hierbas como el geranio, o la del tomate, podrían llegar a generar ciertas reacciones alérgicas. Hay que tener en cuenta que no todas las personas reaccionan de la misma manera a alguna hierba que pueda crear irritación, algunas personas pueden ser más susceptibles, mientras que otras no. Lamentablemente la única forma de saber si eres o no alérgico a ellas es estando en contacto directo. 

A continuación presentaremos una lista de las plantas que causan reacciones alérgicas o irritaciones: Madreselva, roble venenoso, matapollo, ruda, ortigas, flor de pascua, adormidera marina, hinojo, flámula, ginkgo biloba, corona de cristo, sambucus nigra, colocasia, y adelfa.

Estas plantas podrían generar una reacción química o física. Química cuando es generalmente por contacto, por ejemplo algunas plantas generan cierto tipo de savia que suele ser irritante para algunas personas. Una reacción de tipo física se da cuando por ejemplo se está en contacto con algunos bordes filosos o espinas que crean una herida, y por consiguiente la toxina de la planta genera una reacción al estar en contacto con la herida.

Prevención con estas plantas irritantes

Si tienes conocimiento acerca de alguna planta a la que eres alérgico ya sabes que debes evitarla, de esta forma estarás ahorrándote algún problema de salud. Por otro lado si no sabes si podrías llegar a ser alérgico a algún tipo de hierba, lo mejor es que uses guantes si vas a manipularlas. Si vas a algún lugar de excursión o paseo y puedes estar en contacto con algunas plantas, lleva pantalones largos y camisas que cubran tus brazos, esto en caso de que tengas una piel demasiado sensible.

Es importante que busques información sobre cuales plantas pueden ser tóxicas, si estás en contacto con plantas nuevas en tu jardín, así será mucho más fácil para ti prevenirlas. Si llegas a tener contacto con alguna planta que te cause una irritación lo mejor es que laves el área afectada con bastante agua y jabón, luego seca y no toques esa zona. Si ves que luego de un tiempo la irritación no mejora, sino por el contrario empeora, es mejor que acudas a un especialista, como un dermatólogo.