Plantación

Para sembrar rosas en el jardín lo primero es conseguir las semillas, estás puedes comprarlas en los viveros o tiendas de jardinería especializada, otra de las opciones es tener algún amigo o conocido que tenga rosas en su jardín que te puede facilitar uno de sus retoños para que lo puedas sembrar. La rosas pueden sobrevivir muy bien manteniéndose en una maceta de barro, o en el jardín, aunque lo ideal para que los rosales sean saludables y frondosos son los exteriores.

Su cuidado debe ser especial, debes procurar que reciban sol ya que esto forma parte de su proceso de crecimiento, no olvides usar agua para regarlas. Si decides plantarlas en una maceta debes regarla stodos los días, si por el contrario lo harás en el jardín, el riego debe hacerse cada dos días.

Si las plantas en el jardín, debes hacer un espacio circular en la base del rosal para que al momento de regarlas no desperdicies agua y de esta manera podrás hidratarlas directo en su raíz. En cuanto al cuidado no gastarás mucho tiempo en mantenerlas, solo debes tener un poco de dedicación y cuidado. Mayo es el mes en que puedes proceder a podarlas.

Cuidados necesarios para las rosas de nuestro jardín

Cuidado

El proceso para el crecimiento de tu rosal dependerá de tus cuidados, una vez que tu rosal haya florecido puedes hacer nuevas plantaciones, es preferible que lo hagas en el mes de mayo.

Para sembrar nuevas rosas corta los tallos laterales del rosal, y luego de esto extrae la mayoría de hojas que puedas obtener de los tallos, procede a sembrarlas en la tierra de tu jardín directamente. También puedes hacerlo en maceteros de barro, o conseguir bolsas especiales de jardinería que son usadas para plantar.

Cuando decidas plantarlas en el lugar definitivo que escojas, ya tendrán una raíz firme y saludable, de esta forma se podrán adaptar a su nuevo hogar.

Prevención de plagas

Puede que ocurran ciertos problemas con las plagas, ya que como sabemos cuando se trata de tareas de jardinería, nuestros jardines corren cierto riesgo, el piojillo es uno de los problemas que podrían presentar nuestros rosales, sí esto sucede, es recomendable que fumigues con algún químico especial, así que pregunta por ellos en las tiendas de jardinería.

Otra de las opciones para eliminar el piojillo es conseguir con un experto en jardinería algunos insectos llamados mariquitas, ya que ellos disfrutan del piojillo y eliminarán ese problema de tu rosas.