Plan de gastos

Un plan de gastos es la organización, estudio y desarrollo de estrategias para lograr administrar tu dinero de una forma eficiente, es decir, para que no adquieras deudas innecesarias y a la vez puedas contar con tus propios ahorros, gracias al uso del dinero desde un punto de vista práctico. Este plan también se denomina presupuesto, ya que se trata de organizar cómo gastaremos el dinero que recibimos mensualmente.

Registro de compras

El primer paso para comenzar a realizar el plan de gastos, es hacer un registro de cada una de las compras que realizas durante un mes. Este registro incluye no solo los gastos con tarjetas, sino también los gastos en efectivo, compras cotidianas, de entretenimiento, etc. La idea es identificar cuánto dinero gastas mensualmente, y guardar los recibos para llevar un control con evidencias.

Calcula el ingreso mensual

Luego, es momento de calcular el ingreso mensual, este monto debe excluir fondos de seguros, ahorros o jubilación. Trata de precisar cuáles son las fuentes de ingreso que posees, ya que algunas veces no se trata sólo del trabajo, sino de actividades adicionales que realizas para ganar dinero.

Lista de gastos fijos y variables

Ahora debes estructurar una lista de los gastos fijos y los gastos variables. Como su nombre lo indica, los gastos fijos, son aquellos que se realizan mensualmente, como el pago de un alquiler, hipoteca, mensualidades en el gimnasio, colegios, etc. Los gastos variables, comprenden todas las compras no planificadas como artículos de uso cotidiano, transporte, pago de servicios básicos, entretenimiento, entre otros.

Comparación

Una vez que tengas las listas y los montos identificados, debes comparar los ingresos con los gastos y así sabrás cómo están tus finanzas. Si te sobra dinero, este debes destinarlo para el ahorro, fondos de emergencia y quizá usar más dinero en gastos variables. En caso de que los gastos sean mayores que los ingresos, debes hacer un plan de reducción, jerarquizando cuáles son las compras más necesarias, y como segunda medida, debes pensar en generar más dinero para equilibrar el déficit.