Por ello, hemos decidido presentar una breve selección de 4 plagas comunes a este período del año, a fin de que tomes las medidas preventivas para su control utilizando insecticidas ecológicos y naturales que contribuyan a mejorar el funcionamiento de tu jardín, sin sufrir ningún tipo de daños o amenazas externas.

Pulgón

Se trata de una de las plagas que más amenazas representan para las plantas durante la primavera y en otras épocas el año. Su mayor daño, consiste en que se alimentan de la sabia de las especies vegetales, y esta sustancia es fundamental para el desarrollo de las mismas, por lo que atentan directamente contra su vida. Además, estos insectos tienen como ventaja el hecho de ser de muchos colores, como verde, rojo, negro, amarillo, y esto les ayuda a ser difíciles de detectar. En la mayoría de los casos requieren de un insecticida concentrado que prevenga la reincidencia de la plaga.

Orugas

Consisten en larvas de mariposas que se encargan de ir consumiendo lentamente a la planta, en todas sus partes, pero con frecuencia en la zona del tallo y las hojas. Si la presencia es baja, pueden retirarse con las manos, usando unos guantes, pero si la invasión es más grande, también requiere la ayuda de algún insecticida. Las orugas representan una amenaza para un importante número de especies vegetales.

Las orugas son una de las plagas que amenazarán la salud de tus plantas durante la primavera

Oidio

Pertenece al grupo de los hongos. Su aparición se debe al cambio de las condiciones climáticas, por la variación de los niveles de humedad. Puede decirse que todas las plantas corren el peligro de sufrir este hongo, que se manifiesta físicamente como un polvillo blanco en las hojas y tallos de la planta.

Gusanos de suelo

Estos animales efectúan un ataque directo sobre la planta pero en su parte inferior, ya que se alimentan de raíces, hojas, semillas y tallos, durante las horas nocturnas, de allí que sea un poco difícil detectar su presencia. Su amenaza para la planta consiste en que producen la pérdida de la fuerza en su sistema radicular, quedando propensas a enfermarse con cualquier tipo de hongos. También es una plaga potente de la que no está exenta casi ninguna especie.